Las chirlas, al igual que el resto de mariscos, se caracterizan por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas
300 gr. de cintas de pasta
250 gr. de chirlas
4 alcachofas
100 ml. de vino blanco seco
una cucharada de harina
½ cucharada de pimentón dulce
2 dientes de ajo
unas hebras de azafrán
perejil fresco
aceite de oliva y sal.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Las cintas son una buena alternativa a los incansables espaguetis y macarrones. Las formas de presentarlas son muy variadas. Hoy las acompañamos con chirlas y alcachofas, obteniendo así un plato de lo más completo. Buen provecho!

Lo primero que haremos será poner las cintas a cocer en una olla con abundante agua hirviendo y sal.
A las alcachofas les quitaremos las hojas exteriores y las pondremos también a cocer en agua hirviendo con sal. Una vez cocidas, córtalas en cuartos y resérvalas.
Mientras se cuece la pasta, lamina los dientes de ajo y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, agrega la cucharada de harina y el pimentón. Rehoga el conjunto hasta que la harina y el pimentón queden bien disueltos en el aceite. Añade ahora el vino blanco, las chirlas y las alcachofas. Por último, incorpora las hebras de azafrán y pon la tapadera. Una vez estén todas las chirlas abiertas, apaga el fuego y reserva.
Cuando la pasta esté al dente la escurriremos y añadiremos a la sartén con las chirlas y las alcachofas. Cocina el conjunto durante unos instantes, sirve y espolvorea con perejil picado.

 

Antes de cocinar las chirlas, conviene dejarlas en el frigorífico con agua y sal gruesa durante un par de horas. Con ello conseguiremos que las almejas expulsen los posibles restos de arena que puedan contener.

 

Al igual que el resto de pastas, las cintas son una buena fuente de hidratos de carbono complejos. Además, no contienen apenas grasa y son un alimento de gran aceptación. En este caso, las cintas se acompañan de almejas, alimento que va a aportar un sabor muy especial a la pasta. Las almejas, al igual que el resto de mariscos, se caracterizan por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas, así como por su escasa cantidad de grasa. Debido a ese contenido en purinas, las personas que padezcan gota deberán moderar el consumo de este marisco.
La alcachofa destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.

 

Cintas con chirlas y alcachofas
Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina