A este plato de pasta le va estupendamente un poco de parmesano rallado por encima
400 gr. de cintas de pasta. Para la salsa de nueces y beicon: 8 nueces, 150 gr. de beicon, 1 diente de ajo, unas hojas de perejil, 1 dl de aceite de oliva virgen, un poco de agua templada y sal. Para la salsa de perejil y albahaca fresca: 1 dl de aceite de oliva virgen, perejil, sal y tres hojas de albahaca fresca.
Calorías 649 kcal / 100gr
Proteína 14.4 gr / 100gr
Grasa 62.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

 Así lo cocinamos

Salsa de nueces: Cortamos el beicon en tiras, lo doramos en una sartén (sin aceite, porque el beicon ya tiene grasa) y lo reservamos.

Por otra parte, introducimos el resto de ingredientes en el vaso de la batidora y los trituramos hasta obtener una pasta. Si observamos que la pasta nos ha quedado demasiado espesa, añadiremos un poco de agua templada hasta obtener la textura deseada.
Vertemos esta salsa en una sartén, añadimos el beicon reservado y le damos un hervor.
Salsa de albahaca y perejil: Introducimos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, trituramos y, al igual que hicimos en la salsa anterior, agregamos un poco de agua templada si nos ha quedado demasiado espesa.
Introducimos la pasta en una olla con abundante agua salada. Dejaremos cocer por unos 8 minutos.
Escurrimos la pasta y la colocamos sobre el plato donde vayamos a servir. Vertemos sobre la pasta dos cucharadas de aceite templado y mezclamos.
Presentamos la pasta con la salsa en salseras individuales.

 Trucos y Consejos

A este plato de pasta le va estupendamente un poco de parmesano rallado por encima.

 Información Nutricional

Las cintas son una buena alternativa a los incansables espaguetis y macarrones. Al igual que el resto de pastas, las cintas son una buena fuente de hidratos de carbono complejos.
Las nueces son muy ricas en grasa constituyendo ésta las 3/5 partes del peso de estos frutos. Pero tenemos que decir que se trata de grasa buena, igual a la que contiene el pescado azul. De modo que, aunque la salsa de nueces posee un contenido calórico bastante elevado, ésta también va a reportar beneficios para la salud.
La salsa de nueces también está elaborada con beicon, el cual contiene grasas saturadas. Aquellas personas que estén siguiendo una dieta de control de peso, o que padezcan hipercolesterolemia, pueden prescindir de la adición de este ingrediente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina