Para que el cochinillo no quede seco habrá que vigilarlo constantemente y añadir un poco de agua en la bandeja si se consume todo el jugo.
1 Cochinillo, 200 gr. manteca de cerdo, 1 diente de ajo, 1 vaso de vino blanco, sal y pimienta. Para la guarnición: 1 cebolla, 1 calabacín, 2 manzanas, mantequilla, pimienta y sal.
Calorías 158 kcal / 100gr
Proteína 22.3 gr / 100gr
Grasa 7.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Otra propuesta interesante para la cena de Nochebuena es el cochinillo asado que os presentamos en esta receta, con una guarnición saludable y rica.

 Así lo cocinamos

Para preparar el cochinillo, picamos el diente de ajo y lo mezclamos con la manteca y una pizca de sal y pimienta. Embadurnamos el cochinillo con este preparado y lo colocamos sobre una rejilla que meteremos en una bandeja de horno, para que la carne no toque la base de la bandeja. En la misma bandeja pondremos también el vino blanco y el laurel.

Asamos el cochinillo al horno, precalentado a 180 grados, durante un par de horas, hasta que se dore. De vez en cuando debemos ir regándolo con el jugo que vaya soltando del asado, para que no se seque.

Mientras tanto, picamos la cebolla y cortamos el calabacín y las manzanas en dados. Ponemos un poco de mantequilla en una sartén y sofreímos la cebolla. Antes de que llegue a quemarse, añadimos los dados de calabacín y manzana y los salteamos hasta que tomen color y estén tiernos, pero sin pasarlos demasiado. Salpimentamos al gusto y retiramos del fuego.

Cuando el cochinillo esté listo, lo sacamos del horno y lo servimos con la guarnición de calabacín y manzana.

 Trucos y Consejos

Para que el cochinillo no quede seco habrá que vigilarlo constantemente y añadir un poco de agua en la bandeja si se consume todo el jugo.

 Información Nutricional

La carne de cerdo contiene una gran cantidad de proteínas y antioxidantes y, al contrario de lo que pueda pensarse, no es de las más grasas que hay. En el caso del cochinillo, la jugosidad de su carne será mayor que la del cerdo adulto. La guarnición de calabacín y manzana aportan al plato vitaminas, minerales y fibra.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina