Si añadimos más agua y, a lo largo de la cocción retiramos parte del caldo, podremos elaborar más tarde una sopa.
½ kg. de garbanzos
¼ kg. de carne de ternera
1 muslo de gallina con su contra muslo
1 hueso de jamón
1 trozo de tocino fresco
¼ kg. de judías verdes
¼ kg. de zanahorias
¼ kg. de patatas
agua y sal
Calorías 383 kcal / 100gr
Proteína 20.8 gr / 100gr
Grasa 5.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 55.8 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El cocido de garbanzos es una de las señas de identidad de la gastronomía andaluza. Os dejamos una sencilla receta para que lo preparéis en casa.

Cocido

 Así lo cocinamos

En un recipiente, la noche anterior, ponemos en remojo los garbanzos con un puñado de sal.

Al día siguiente, en un puchero con agua tibia, ponemos todos los ingredientes menos las hortalizas. Llevamos a ebullición y dejamos hervir durante media hora.

Despumamos y dejamos cocer a fuego lento durante hora y media o hasta que los garbanzos estén casi tiernos.

Finalmente incorporamos las patatas, las zanahorias y las judías verdes. Cocemos durante veinte minutos y servimos.

 Trucos y Consejos

Si añadimos más agua y, a lo largo de la cocción retiramos parte del caldo, podremos elaborar más tarde una sopa.

 Información Nutricional

Los garbanzos son legumbres muy energéticas, nutritivas y equilibradas por su alto contenido en vitaminas, proteínas y minerales, destacando el hierro que casi triplica al de la carne.

Sus fibras y activos, como el folatos y el magnesio, los hacen ideales para reducir el llamado colesterol malo, benefician el tránsito intestinal y son recomendables para la diabetes, anemia, problemas del colon e hipertensión. También son anticancerígenos, diuréticos y reconstituyentes. Sin embargo, deben tener prudencia en su consumo quienes sufren de flatulencias, colitis y problemas intestinales.

Como el resto de leguminosas, los garbanzos son una buena fuente de proteína de origen vegetal, almidón, calcio, hierro, magnesio, zinc, fósforo… El contenido de vitaminas es bajo y también el de lípidos. Tienen concentraciones bajas de componentes antinutritivos como saponinas, taninos y filatos que producen efectos beneficiosos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina