Si tienes tiempo, desala el codillo la noche anterior, dejándolo en remojo.
1 kg. de codillo 400 gr. de garbanzos
1 patata
1 cebolla
4 zanahorias
500 gr. de col
1 rama de perejil
pimienta
aceite y sal
al gusto.

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy vamos a cocinar un plato nutritivo perfecto para reponer energías en estos días de reincorporación laboral.

Codillo con garbanzos

 Así lo cocinamos

En una olla ponemos los codillos y los cubrimos de agua. Los ponemos a hervir.
Dejamos que hiervan unos minutos y tiramos el agua. Volvemos a meter los codillos cubiertos de agua en la olla exprés u olla rápida y le agregamos el perejil, la pimienta y sal. Dejamos hasta que se hagan (de 15 a 30 minutos).
Añadimos entonces los garbanzos previamente remojados en agua. Añade también la patata y las zanahorias, peladas y partidas, la cebolla pelada y la col.
Agrega un chorrito de aceite y deja que hierva a presión otros 20 minutos. Rectifica de sal y ¡a comer!

 

 Trucos y Consejos

Si tienes tiempo, desala el codillo la noche anterior, dejándolo en remojo.

 Información Nutricional

En principio se puede pensar que la carne de cerdo es una de las más grasas, si bien conviene saber que la mayor parte de su grasa se encuentra debajo de la piel, por lo que resulta muy fácil de eliminar. De modo que las personas con problemas de exceso de peso no tienen por qué restringir su consumo.
En esta ocasión, el codillo lo hemos acompañado garbanzos, col, cebolla y patata. Por tanto, esta guarnición va a ser muy rica en vitaminas, fibra, hidratos de carbono y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina