Añade al queso un poco de pan rallado para que quede una capa gratinada y crujiente.
300 gr. de coditos de pasta
3 latas de atún en conserva
400 gr. de mejillones
½ cebolla
½ pimiento verde
2 cucharadas de tomate natural
1 vaso de vino blanco
aceite de oliva
orégano
perejil
pimienta
sal y queso rallado para gratinar.
Calorías 266 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 15.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Volvemos a las recetas de pasta para presentar un plato sencillo y suave, para poner todo el sabor del mar en nuestra mesa.

Coditos gratinados con atún y mejillones

 Así lo cocinamos

Por una parte, cocemos la pasta en agua hirviendo con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva.

Ponemos los mejillones en una cacerola con el vino blanco. Tapamos y ponemos al fuego hasta que se abran. Dejamos enfriar, retiramos las conchas y reservamos.

En otra cacerola ponemos un chorrito de aceite y pochamos la cebolla picadita. Incorporamos después el pimiento y rehogamos durante varios minutos. Añadimos el tomate lo sofreímos todo durante 5 minutos.

Añadimos al sofrito el atún escurrido y los mejillones, un poco de orégano y removemos bien para que se integren todos los sabores.

Cuando la pasta esté cocida, la escurrimos y la incorporamos al sofrito. Mezclamos bien, retiramos del fuego y lo ponemos todo en una fuente apta para el horno. Cubrimos con el queso rallado y la metemos en el horno, precalentado a 200 grados, para que se gratine durante unos 8 o 10 minutos.

Decoramos con un poco de perejil y servimos.

 Trucos y Consejos

Añade al queso un poco de pan rallado para que quede una capa gratinada y crujiente.

 Información Nutricional

La pasta nos proporciona un plato muy energético, rico en hidratos de carbono. Al cocinarla con atún estamos añadiendo, además de proteínas, ácidos grasos Omega-3, característicos del pescado azul y muy beneficiosos para la salud.

Los mejillones, por su parte, son ricos en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contienen muy pocas calorías y aporta minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio. Pero este marisco también es muy rico en sodio, colesterol y purinas, por lo que aquellas personas que padezcan de hipertensión, gota o hipercolesterolemia deberán moderar su consumo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina