El membrillo es una fruta de otoño que tiene un sabor ácido y que puede emplearse para perfumar las habitaciones por el suave aroma que desprende
750 gr. de membrillo
½ litro de leche de almendras
6 yemas de huevo
150 gr. de azúcar
4 clavos de olor
ralladura de jengibre
1 cucharadita de ralladura de nuez moscada
1 cucharadita de cardamomo
2 hebras de azafrán
50 gr. de canela en polvo.
Calorías 50 kcal / 100gr
Proteína 0.4 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 7.3 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Postre.

El membrillo ya era conocido entre antiguos griegos y romanos, quienes ofrecían este fruto como regalo de bodas en un rito sagrado, ya que simbolizaba el amor y la fecundidad. Se sabe que Carlomagno llegó a ordenar que se plantaran membrillos en todos los huertos junto a manzanos y otros frutales.

Codoñate

 Así lo cocinamos

Pela los membrillos, trocéalos y cuécelos en una olla con agua hirviendo. Una vez cocidos, escúrrelos y tritúralos.
Dispón en una cazuela la pasta de membrillo obtenida junto con la leche de almendras. Cuando comience a hervir, incorpora el azúcar, la ralladura de jengibre, el cardamomo, la nuez moscada, la canela, los clavos y las hebras de azafrán.
Ahora ve agregando las yemas de huevo batidas, poco a poco y sin parar de remover hasta que la mezcla ligue y quede espesa.
Deja enfriar.

 Trucos y Consejos

Puedes guardarlo en el frigorífico, en fiambreras individuales, donde se mantendrá conservado durante varias semanas.

 Información Nutricional

Aunque la industria alimentaria nos ofrece la posibilidad de obtener este exquisito dulce en cualquier momento del año, no tiene comparación con el que se elabora de forma tradicional con los membrillos de temporada. El membrillo es una fruta de otoño que tiene un sabor ácido y que puede emplearse para perfumar las habitaciones por el suave aroma que desprende. Normalmente se consume cocido o en forma de jaleas o dulces, ya que crudo no resulta muy agradable. Por su contenido en taninos puede tomarse como remedio en caso de diarrea. La elevada cantidad de azúcar necesaria para elaborar esta receta hace que no se aconseje su consumo en caso de diabetes. El dulce de membrillo puede formar parte de un buen desayuno o merienda si se extiende sobre unas tostadas y todavía resulta más apetitoso en compañía de queso y nueces.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina