Esta receta puede consumirse como plato único, ya que las gambas y los mejillones aportan una buena cantidad de proteínas al plato
1 kilo de coles de Bruselas, 250 gr. de gambas peladas, 150 gr. de mejillones cocidos y sin cáscaras, 1 diente de ajo, queso rallado, 1 dl de aceite de oliva y sal. Para la salsa bechamel: 50 gr. de harina, Un litro de leche, sal y nuez moscada.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 4.4 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Ponemos a cocer las coles de Bruselas en una olla con agua y sal durante 12-15 minutos.

Mientras se cuecen las coles, preparamos una salsa bechamel clásica: rehogamos la harina en una cacerola con mantequilla derretida. Una vez rehogada la harina, vamos vertiendo la leche poco a poco. Sazonamos con sal y una pizca de nuez moscada.

Disponemos nuestras coles con el marisco en un recipiente (resistente al horno) y salseamos con la salsa velouté. Rallamos queso sobre las coles y gratinamos en el horno hasta que la capa superficial quede bien dorada.

Coles de Bruselas con gambas y mejillones

 Así lo cocinamos

Ahora doramos un diente de ajo pelado junto con las gambas, también peladas, y la carne de los mejillones (cocidos al vapor). Añadimos a todo esto las coles ya cocidas y rehogamos.

 Trucos y Consejos

La salsa velouté podemos también elaborarla con el caldo de haber cocido los mejillones (no demasiado, pues este tiene un sabor bastante fuerte) y el de las gambas (este caldo lo obtendremos cociendo las cabezas y las cáscaras de las gambas en una olla con agua hasta que comience a hervir).

 Información Nutricional

Las coles de Bruselas son ricas en vitamina C, folatos, provitamina A y vitaminas del grupo B y en minerales como potasio, fósforo y magnesio. Es una verdura rica en fibra, por lo que es ideal contra el estreñimiento, si bien debe ser consumida con moderación por aquellas personas con problemas de gases.
Algunos de sus componentes son antioxidantes que aportan a este alimento un característico olor, desagradable para algunas personas.
Esta receta puede consumirse como plato único, ya que las gambas y los mejillones aportan una buena cantidad de proteínas al plato. Hay que tener en cuenta que las gambas, aunque no aportan muchas calorías, tienen un elevado nivel de colesterol, algo a tener en cuenta por las personas con un índice elevado de LDL (o colesterol “malo”) en sangre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina