Las coles de Bruselas son ricas en vitamina C, folatos, provitamina A y vitaminas del grupo B
1 kg. de coles de Bruselas, 200 gr. de queso rallado, 3 dientes de ajo, aceite de oliva. Para la bechamel: 1 litro de leche caliente, 75 gr. de mantequilla, 100 gr. de harina, nuez moscada, ½ cebolla, 1 yema de huevo, sal y pimienta.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 4.4 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Las coles de Bruselas son un bocado delicioso y muy nutritivo. Hoy las presentamos gratinadas con queso y bechamel, obteniendo así una sabrosa receta que podremos servir tanto como guarnición como primer plato.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, limpia bien las coles, retirándoles el extremo del tallo y las primeras hojas. Una vez limpias, cuécelas en una olla con abundante agua hirviendo y sal hasta que queden “al dente”. Pica el ajo y sofríelo en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, añade las coles bien escurridas y saltea el conjunto durante unos instantes.
Para la bechamel, funde la mantequilla en una sartén. Una vez fundida, añade la cebolla picada y sofríela hasta que quede bien pochada. Entonces, incorpora la harina y rehoga hasta que quede totalmente disuelta. Ahora vierte la leche caliente poco a poco y sin cesar de remover, hasta conseguir una salsa no demasiado espesa. Pon a punto de sal, pimienta y nuez moscada. Por último, agrega la yema de huevo y remueve hasta que quede bien integrada en la salsa.
Dispón las coles salteadas en una bandeja de horno y cúbrelas con la salsa bechamel. Ahora espolvorea con el queso rallado e introduce en el horno hasta que la superficie quede bien dorada.

 Trucos y Consejos

Si no encuentras coles de Bruselas frescas, siempre podrás emplear aquellas que vienen congeladas, que resultarán igualmente buenas.

 Información Nutricional

Las coles de Bruselas tienen un sabor muy especial y, cada vez más, se van incluyendo en numerosos platos de la gastronomía tradicional. Son ricas en vitamina C, folatos, provitamina A y vitaminas del grupo B. Son también gran fuente de minerales como el potasio, el fósforo y el magnesio. Además, al tener un elevado contenido en fibras, su consumo favorece el tránsito intestinal, por lo que están especialmente indicadas para casos de estreñimiento, si bien debe tenerse en cuenta que pueden resultar flatulentas.
En la bechamel intervienen ingredientes como la harina y la mantequilla, que van a enriquecer esta salsa con energía procedente de los hidratos de carbono complejos y grasa, respectivamente. Por ello, nos encontramos ante una salsa algo calórica, si bien se puede reducir el contenido graso de la receta si empleamos leche desnatada.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina