Podemos acompañar esta compota con unas almendras. La mezcla será exquisita.
500 gr. de albaricoques
1 vaso de vino blanco
3 cucharadas de azúcar
1 cucharada de lavanda en polvo.
Calorías 47 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 8.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Os presentamos un postre bastante dulce con un toque especial de lavanda. Una forma diferente de tomar fruta.

 

 

Compota de albaricoques a la lavanda

 Así lo cocinamos

Escaldamos los albaricoques en agua hirviendo durante 2 minutos. Los sacamos y los escurrimos.

Ponemos en una cazuela el vino tinto, el azúcar y la lavanda y dejamos que cueza todo durante dos o tres minutos a fuego medio. Removemos para que se deshaga el azúcar, apartamos del fuego, dejamos reposar unos minutos y colamos la mezcla.

Mientras tanto, vamos pelando y troceando los albaricoques. Ponemos de nuevo el almíbar al fuego y añadimos los albaricoques, para que cuezan unos minutos. Apartamos del fuego y dejamos reposar.

Servimos templado o caliente, según nos guste más.

 

 Trucos y Consejos

Podemos acompañar esta compota con unas almendras. La mezcla será exquisita.

 Información Nutricional

El albaricoque contiene beta-caroteno o provitamina A, un pigmento que le confiere su color anaranjado y que se caracteriza por ser un potente antioxidante, que nos ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Esta fruta es también muy rica en potasio, por lo que se convierte en un excelente diurético.

El valor calórico de esta receta aumenta al cocinar los albaricoques con azúcar.

Datos nutricionales del albaricoque:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina