Si quieres que esta compota se conserve mejor, añádele una capa de jalea de frambuesas o grosellas.
1 kilo de fresas
1 kilo de azúcar.
Calorías 35 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.5 gr / 100gr
Índice glucémico 25

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Para los más golosos, hoy vamos a cocinar un rico dulce elaborado con fresas bien para acompañar otros postres, bien para tomarlo solo que además podrás conservar en casa.

Compota de fresas

 Así lo cocinamos

Vamos a comenzar por lavar las fresas debajo del grifo y escurrirlas bien. Les quitamos el rabo y es entonces cuando las pesamos para saber qué cantidad de azúcar debemos usar.
Ahora preparamos el almíbar con el azúcar y ½ litro de agua. Lo ponemos en una olla a fuego medio y vamos removiendo hasta que se haga. Agregamos entonces las fresas y dejamos que hiervan tan solo un minuto. Las sacamos de la olla y las colocamos en botes, llenando sólo la mitad de éstos.
Dejamos mientras el almíbar al fuego, otros 20 minutos. Pasado ese tiempo, lo retiramos del fuego y le quitamos la espuma. Rellenamos los botes con este almíbar y, antes de cerrarlos, se dejan enfriar.

 Trucos y Consejos

Si quieres que esta compota se conserve mejor, añádele una capa de jalea de frambuesas o grosellas.

 Información Nutricional

Las fresas son el único ingrediente de este plato. Al igual que la mayoría de las frutas cítricas, se va a caracterizar por su elevado contenido en vitamina C y por su escaso valor calórico. Además, es rica en sustancias antioxidantes, que nos van a ayudar a bloquear el efecto nocivo de los radicales libres. Hay que tener en cuenta que el azúcar empleado va a incrementar el contenido calórico de la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina