Si dejamos reposar la compota un día en la nevera, estará más rica, ya que se mezclarán más los sabores y el almíbar se hará más espeso.
1 kg. de manzanas nashi
250 ml. de agua
75 gr. de azúcar
50 ml. de vino blanco dulce
1 trozo de cáscara de limón y 1 rama de canela.
Calorías 42 kcal / 100gr
Proteína 0.5 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.8 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

La manzana nashi o pera asiática es una fruta exótica con forma de manzana pero con sabor distinto a ésta. Es crujiente, dulce, aromática y refrescante y la podemos tomar tanto cruda como cocinada, sola o combinada con otros ingredientes. En este caso la presentamos en forma de compota.

 Así lo cocinamos

En una olla ponemos el agua, el vino, la cáscara de limón y la canela y dejamos hervir a fuego lento durante 10 minutos.

Pelamos la fruta, le quitamos el corazón y la cortamos en trozos.

Echamos la fruta y el azúcar en la olla y lo cocemos todo a fuego lento durante unos 50 minutos, hasta que la fruta esté blandita. Retiramos la canela en rama y la cáscara de limón y dejamos enfriar la compota antes de servir.

 Trucos y Consejos

Si dejamos reposar la compota un día en la nevera, estará más rica, ya que se mezclarán más los sabores y el almíbar se hará más espeso.

 Información Nutricional

La mazana nashi o pera asiática contiene una mayor proporción de agua que la pera común. Es rica en vitaminas C y K y también contiene minerales como el potasio y el magnesio. No tiene carbohidratos complejos ni grasas insaturadas, ni colesterol, por lo que es una fruta muy saludable. Sin embargo, al cocinarla con azúcar y vino, el índice glucémico y las calorías de este postre aumentan considerablemente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina