Los frutos secos constituyen una estupenda fuente de vitaminas, minerales y fibra
750 ml. de agua
½ botella de vino tinto
125 gr. de azúcar
1 palo de canela
100 gr. de orejones
100 gramos de ciruelas pasas sin hueso
50 gr. de uvas pasas
100 gr. de higos secos
50 gr. de nueces
50 gr. de piñones tostados
200 gr. de manzana reineta
200 gr. de peras de invierno.
Calorías 283 kcal / 100gr
Proteína 3.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 62.6 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

Si aún no tenéis decidido el postre de Navidad, aquí os lanzamos una buena idea. Se trata de una compota navideña, elaborada a base de frutos secos y vino tinto. Esperamos que os guste!

Pon a hervir el agua con el vino, el azúcar y la canela. A los 15 minutos de cocción, añade los orejones, los higos secos, las pasas y las ciruelas. Continúa cociendo a fuego lento durante media hora. Transcurrido ese tiempo, incorpora la manzana y la pera, peladas y troceadas. Cuece durante otros 30 minutos y deja enfriar.
Una vez fría la compota, la servimos y espolvoreamos con unas nueces y unos piñones tostados.

Piensa que cuanto mayor sea la calidad del vino que empleemos, más rica estará la compota.

Los frutos secos constituyen una estupenda fuente de vitaminas, minerales y fibra.
Los orejones, las pasas y las ciruelas van a suponer además un aporte extra de azúcares y calorías, por lo que su consumo es muy recomendable para aquellas personas que practican esfuerzos físicos intensos, como los deportistas.
En resumidas cuentas, estamos ante una receta muy calórica, por lo que no conviene abusar de ella en caso de seguir dietas de control de peso.

Compota navideña
Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina