La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa
1 conejo troceado
1 kg. de boniatos
1 cebolla
4 tomates maduros y rallados
150 gr. de harina
aceite de oliva
½ copa de vino rancio
½ copa de anís seco
3 dientes de ajo
20 gr. de piñones
1 rebanada de pan frito
orégano
laurel
tomillo
un palo de canela
una ramita de perejil
sal y pimienta.
Calorías 115 kcal / 100gr
Proteína 1.6 gr / 100gr
Grasa 0.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 24 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy os enseñamos a preparar conejo con boniatos, una receta típica de la cocina catalana. Es un plato barato, sencillo y muy sabroso. Esperamos que osguste!

Conejo con boniatos

 Así lo cocinamos

Salpimenta los trozos de conejo, enharínalos y dóralos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez dorados, retira los higaditos.
Ahora incorpora a la cazuela la cebolla bien picada y las hierbas aromáticas. Rehoga el conjunto hasta que la cebolla quede bien pochada. Entonces, agrega los tomates rallados, el vino rancio y el anís. Cocina durante 5 minutos y cubre con agua. Deja cociendo a fuego suave.
Mientras tanto, prepara un majado en el mortero con el pan frito, los higaditos reservados, el ajo, el perejil y los piñones. Disuelve la picada obtenida con un poco del jugo de la cazuela y añádeselo al guiso.
Sigue cociendo a fuego suave hasta que el conejo que de bien tierno.

 Trucos y Consejos

Este plato, al igual que el resto de guisos, estará mucho más sabroso si lo dejamos reposar durante un día.

 Información Nutricional

La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa. En esta receta, el conejo lo hemos cocinado abundante cebolla, que va a aportar al plato una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, además de mucha jugosidad.
El otro ingrediente protagonista de esta receta es el boniato. La particularidad nutritiva de este tubérculo se centra en su contenido en hidratos de carbono, ligeramente superior a la patata y en su mayor proporción de azúcares. Respecto a las vitaminas, son cuatro las que merecen más atención; vitamina C, ácido fólico, beta-caroteno (precursor de la vitamina A en el organismo) y vitamina E.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina