La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa
Un conejo troceado
8 cigalas
1 cebolla
1 zanahoria
4 dientes de ajo
2 hojas de laurel
una ramita de tomillo
2 tomates maduros
harina
aceite de oliva
una copa de brandy
un vaso de vino blanco seco
sal y pimienta.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

A continuación combinamos el conejo con las cigalas para elaborar un plato mar-montaña de lo más original. Puede parecer una mezcla arriesgada, pero el resultado es realmente exquisito.

Conejo con cigalas

 Así lo cocinamos

Salpimenta los trozos de conejo, pásalos por harina y dóralos en una cazuela con aceite de oliva. Una vez dorados, los reservamos fuera del fuego.
En la cazuela donde hemos dorado el conejo vamos a preparar un sofrito con  la cebolla, el ajo y la zanahoria. Cuando esté todo bien pochado, agrega los tomates rallados, el laurel y el tomillo.
Una vez el tomate esté bien cocinado, añade el brandy y flambea. Acto seguido, incorporamos el vino blanco y un litro de agua.
Cuando el caldo comience a hervir, introduce en la cazuela el conejo y dejamos cocer a fuego suave hasta que quede tierno, momento en el cual lo sacaremos y trituraremos la salsa.
Vuelve a poner la salsa en la cazuela con el conejo y las cigalas salteadas. Cuece a fuego suave durante otros 5 minutos.

 Trucos y Consejos

Esta misma receta puedes hacerla combinando otros productos como el pollo y los langostinos, o las gambas. Quedará también muy rico!

 Información Nutricional

La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa. En esta receta, el conejo lo hemos cocinado con un sofrito de verduras, que van a aportar al plato una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.
Por su parte, la cigala es un crustáceo que posee un alto valor nutritivo, pues aporta una importante cantidad de proteínas de calidad y su contenido en grasa es muy bajo. Eso sí, también destaca por su elevado aporte de colesterol y purinas, por lo que no deberán abusar de su consumo aquellas personas que padezcan de hiperurcemia (gota).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina