El conejo es además una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico
1 conejo troceado
1 cebolla
1 zanahoria
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
200 ml. de vino blanco
100 gr. de ciruelas secas
1 pimiento rojo
tomillo
sal
pimienta
aceite de oliva.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Continuamos nuestro recetario con un sabroso guiso de conejo, un plato que te entonará el cuerpo ahora que se acerca el invierno.

Conejo con ciruelas pasas y pimiento

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será poner a hidratar las ciruelas secas en el vino blanco.
Salpimenta el conejo troceado y márcalo en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez esté bien dorado, retíralo de la cazuela y resérvalo.
Añade un poco más de aceite en la cazuela y sofríe en ella la cebolla, la zanahoria, el ajo y el pimiento, todo ello bien picado.
Cuando las verduras estén bien pochadas, agrega a la cazuela el conejo y las ciruelas con el vino blanco.
Espera a que se evapore el alcohol del vino y añade agua hasta casi cubrir el conejo.
Agrega el tomillo y el laurel. Pon a punto de sal y deja cocer a fuego suave hasta que el conejo quede bien tierno.

 Trucos y Consejos

Os recomendamos que consumáis este plato al día siguiente, ya que, al igual que todos los guisos, resultará mucho más sabroso.

 Información Nutricional

La carne de conejo se caracteriza por su bajo contenido graso, por lo que su consumo está especialmente indicado para aquellas personas que están siguiendo dietas de control de peso. El conejo es además una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
Si moderamos la cantidad de aceite a la hora de cocinar el conejo, reduciremos considerablemente el nivel calórico del plato.
En este guiso encontramos ciruelas pasas, que se caracterizan por su elevado contenido en azúcar. Por este motivo, no deben abusar de su consumo aquellas personas con problemas de sobrepeso, o quienes presenten niveles elevados de triglicéridos en sangre.
Por su parte, las diferentes hortalizas que hemos empleado para elaborar el sofrito del guiso van a aportar una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina