Antes de freír el conejo, lo podemos pasar por harina.
1 conejo
2 peras
4 nabos
1 cebolla
1 puerro
2 diente de ajo
1 zanahoria
1 tomate
1 vaso de vino blanco
laurel
tomillo
orégano
pimienta
sal y aceite de oliva.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy os proponemos un exquisito guiso de conejo con el toque dulce de la pera.

 Así lo cocinamos

Troceamos el conejo, lo salpimentamos y lo freímos en una cazuela con aceite de oliva.

Cuando esté dorado, lo ponemos en una cazuela de barro con el vino blanco y un vaso de agua y lo ponemos al fuego hasta que reduzca.

Utilizamos unas cucharadas del aceite de freír el conejo para rehogar la cebolla, el puerro, los ajos, la zanahoria y el tomate. Todo ello bien picadito, junto con las hierbas aromáticas. Añadimos medio vaso de agua y dejamos hervir durante un par de minutos.

Retiramos el laurel y pasamos esta salsa por el chino. Cubrimos el conejo con ella y continuamos con la cocción a fuego lento.

Por otra parte, pelamos los nabos y las peras y los cocemos por separado. Escurrimos los nabos y los freímos y los añadimos al guiso para que cuezan con el conejo durante unos 45 minutos.

Por último, escurrimos las peras, las cortamos por la mitad y las añadimos al conejo justo para dar el último hervor.

 Trucos y Consejos

Antes de freír el conejo, lo podemos pasar por harina.

 Información Nutricional

La carne de conejo se caracteriza por su bajo contenido graso, por lo que su consumo está especialmente indicado para aquellas personas que están siguiendo dietas de control de peso. El conejo es además una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina