Los nutrientes que destacan en la composición de la carne del conejo son las proteínas de alto valor biológico y las vitaminas, en concreto las del grupo B
5 kg. de conejo troceado
1 pimiento rojo
1 pimiento verde de asar
2 cebollas
4 dientes de ajo
2 tomates
1 hoja de laurel
1 cucharada de pimentón dulce
1 vaso de vino blanco
2 vasos de caldo de ave
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La carne del conejo se caracteriza por su reducido contenido en grasa, lo que la convierte en un alimento ideal para incluir en dietas de control de peso. En esta ocasión lo acompañamos con una guarnición de verduras, que además van a aportarnos una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.

Conejo con pimientos

 Así lo cocinamos

Lo primero que vamos a hacer es salpimentar los trozos de conejo y marcarlos a fuego fuerte en una sartén con unas gotas de aceite. Una vez estén bien dorados, apaga el fuego y resérvalos.

Pela las cebollas y córtalas en juliana. Ahora sofríela junto con los ajos laminados en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, añade los pimientos lavados, despepitados y cortados en tiras. Rehoga el conjunto hasta que los pimientos estén tiernos. Entonces, añade el pimentón, el laurel, el tomate rallado y el vino blanco. Sube el fuego y cocina hasta que el alcohol del vino blanco se haya evaporado. Ahora agrega el caldo de ave y, por último, los trozos de conejo dorados. Baja el fuego y deja cocinar hasta que el conejo quede bien tierno (1 hora aproximadamente).

 Trucos y Consejos

Si lo prefieres, esta receta puedes también cocinarla en el horno.

 Información Nutricional

El conejo se incluye dentro de las carnes blancas, las cuales se caracterizan por su bajo contenido en grasa. Por ello, el consumo de estas carnes se recomienda a aquellas personas que están siguiendo dietas de adelgazamiento o que tienen restringido dicho nutriente.
Sin embargo, la carne de conejo no es demasiado aconsejable para quienes tienen el estómago delicado, pues se trata de una carne muy fibrosa y además, al estar escabechada, se desaconseja más aún su consumo en el caso citado.
Los nutrientes que destacan en la composición de la carne del conejo son las proteínas de alto valor biológico y las vitaminas, en concreto las del grupo B.
El conejo lo hemos acompañado con una piperrada, elaborada a base de pimientos, tomates, ajo y cebolla. Estas verduras poseen un elevado contenido en diferentes vitaminas y minerales. Además, son muy ricas en sustancias de acción antioxidante, que nos ayudan a combatir los radicales libres presentes en el entorno, y que son responsables de un buen número de enfermedades de carácter degenerativo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina