En esta receta, el escabeche, y en especial el zumo de naranja, hace que el conejo resulte más tierno, jugoso y sabroso
Un conejo troceado
sal
2 cebollas
2 zanahorias
3 dientes de ajo
3 hojas de laurel
la cáscara de una naranja
la cáscara de un limón
½ vaso de vinagre de sidra
½ vaso de vino blanco seco
un vaso de aceite de oliva
1 vaso de zumo de naranja y una cucharadita de pimienta negra en grano.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Ha llegado el otoño, y con él la temporada de caza. Por ello, vamos a deleitarnos con un plato muy propio de estas fechas: el conejo escabechado.
Una de las ventajas que presenta esta receta es que el conejo puede permanecer varios días en el frigorífico, ya que, en realidad la antigua técnica del escabeche surgió como una alternativa para la conservación de los alimentos.

Conejo escabechado

 Así lo cocinamos

En primer lugar, salpimenta los trozos de conejo y dóralos con un poco del aceite de oliva a fuego vivo y en una cazuela baja. Una vez estén bien dorados, retíralos y resérvalos.
En la misma cazuela donde hemos dorado el conejo, sofríe la cebolla cortada en juliana, la zanahoria pelada y laminada y los dientes de ajo enteros y sin pelar. Añade también el laurel, los granos de pimienta y las cáscaras de los cítricos.
Sofríe bien, y cuando la cebolla esté pochada, vierte los líquidos, es decir: el resto del aceite, el vinagre, el vino blanco y el zumo de naranja.
Introduce el conejo de nuevo en la cazuela, pon la tapadera y cocina a fuego suave durante 30 minutos.
Transcurrido este tiempo, retíralo del fuego, deja que se temple y, en la misma cazuela, guárdalo en el frigorífico durante 24 horas.

 Trucos y Consejos

A la hora de consumirlo, lo serviremos templado pensando que es un escabeche y no es un guisado.
Puedes añadir también otras hierbas aromáticas como el tomillo, el orégano, cominos, o incluso pimentón. Para poder retirarla bien a la hora de servir, junta todas las hierbas y átalas con un hilo.

 Información Nutricional

El conejo se incluye dentro de las carnes blancas, las cuales se caracterizan por su bajo contenido en grasa. Por ello, el consumo de estas carnes se recomienda a aquellas personas que están siguiendo dietas de adelgazamiento o que tienen restringido dicho nutriente.
Sin embargo, la carne de conejo no es demasiado aconsejable para quienes tienen  el estómago delicado, pues se trata de una carne muy fibrosa y además, al estar escabechada, se desaconseja más aún su consumo en el caso citado.
Los nutrientes que destacan en la composición de la carne del conejo son las proteínas de alto valor biológico y las vitaminas, en concreto las del grupo B.
En esta receta, el escabeche, y en especial el zumo de naranja, hace que el conejo resulte más tierno, jugoso y sabroso.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina