El conejo lo hemos cocinado abundante cebolla, que va a aportar al plato una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, además de mucha jugosidad
Un conejo deshuesado
2 salchichas frescas de cerdo
6 lonchas de bacon
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 zanahoria
50 gr. de tocino
100 gr. de setas
una ramita de tomillo fresco
3 boniatos.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La siguiente receta que os proponemos hoy consiste en un delicioso conejo relleno, el cual acompañamos con boniato. Se trata de un plato algo entretenido de elaborar, si bien el resultado merece la pena el esfuerzo invertido. Que salga rico!

Conejo relleno con boniato

 Así lo cocinamos

Calienta una sartén y rehoga en ella el tocino, la cebolla, el ajo, la zanahoria, las setas y la ramita de tomillo, todo ello picado muy fino.
Una vez el sofrito esté bien pochado, mézclalo en un bol con las salchichas, a las cuales les habremos retirado previamente la tripa. Mezcla bien con un tenedor hasta conseguir una masa homogénea.
Sobre la mesa de trabajo coloca las lonchas de bacon, de manera que éstas queden solapadas las unas con las otras.
Ahora dispón sobre las lonchas de bacon el conejo deshuesado y, sobre éste, el relleno que elaboramos anteriormente.
Enrolla el conjunto hasta obtener un rulo bien prensado, el cual introduciremos dentro de una malla elástica.
Introduce el rulo de conejo en el horno durante 25 minutos, a 220ºC. Transcurrido el tiempo de horneado, sácalo del horno y déjalo templar.
El conejo vamos a acompañarlo con boniato, el cual presentaremos de tres maneras diferentes. Uno de los boniatos lo envolveremos en papel de aluminio para asarlo en el horno hasta que quede bien tierno. El segundo boniato lo pelaremos y cortaremos en rodajas muy finas que luego freiremos en abundante aceite de oliva caliente, obteniendo así unos crujientes chips de boniato. El tercer y último boniato lo pelaremos y trocearemos para rehogarlo en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez este se encuentre bien tierno, tritúralo con un poco de agua, una pizca de sal y una nuez de mantequilla. El resultado será un puré de boniato muy suave y cremoso.
Retírale la malla elástica al conejo y córtalo en rodajas más o menos gruesas.
Acompaña las rodajas de conejo relleno con las tres preparaciones de boniato.

 Trucos y Consejos

A la hora de cortar el rulo, es importante que éste repose un rato tras sacarlo del horno. Si lo cortamos justo después de sacarlo del horno correremos el riesgo de que se nos deshaga.

 Información Nutricional

La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa. En esta receta, el conejo lo hemos cocinado abundante cebolla, que va a aportar al plato una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, además de mucha jugosidad.
El otro ingrediente protagonista de esta receta es el boniato. La particularidad nutritiva de este tubérculo se centra en su contenido en hidratos de carbono, ligeramente superior a la patata y en su mayor proporción de azúcares. Respecto a las vitaminas, son cuatro las que merecen más atención; vitamina C, ácido fólico, beta-caroteno (precursor de la vitamina A en el organismo) y vitamina E.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina