Un plato marinero rico en antioxidantes
1 kilo de congrio de la parte abierta o próxima a ella
1 puerro
1 cebolla
4 dientes de ajo
200 gr. de tomates maduros
6 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón
unas ramitas de perejil y sal.
Calorías 107 kcal / 100gr
Proteína 19 gr / 100gr
Grasa 3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.4 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

 Así lo cocinamos

Cortamos la parte abierta del congrio en rodajas gruesas.

Picamos la cebolla, el puerro y los dientes de ajo, rehogando todo ello en una cazuela.

Cuando las verduras estén bien pochadas, añadimos el tomate. Sobre este refrito depositamos las rodajas de congrio, dándoles la vuelta a los dos minutos para cocinar ambas superficies. Cuando tengamos ambas caras del congrio marcadas, incorporaremos una cucharadita de pimentón y otra de harina, y removeremos con mucha delicadeza el conjunto.
Es momento ahora de verter el caldo de pescado. Dejamos cocer hasta que la salsa ligue y el congrio termine de cocinarse. Ponemos a punto de sal y, justo antes de servir, espolvorear con un puñado de perejil picado.

 Trucos y Consejos

A este plato le van muy bien unas patatas guisadas. Para ello, romperíamos unas patatas sobre el refrito y rehogaríamos unos segundos. A continuación, verteríamos el caldo de pescado y, cuando las patatas estén casi en su punto de cocción, añadiríamos finalmente las rodajas de congrio. Como todo guiso, es conveniente dejarlo reposar varias horas para que los sabores se asienten y la salsa coja textura. Aplicarle unos movimientos circulares a la cazuela justo antes de servir (muy caliente).

 Información Nutricional

Este plato es rico en antioxidantes. A los que contienen las verduras que acompañan al pescado se suman los del congrio, que destaca por ser rico en vitamina A, también conocida como retinol, muy usado en tratamientos de belleza. La única pega de este pescado tan sabroso y nutritivo son sus molestas espinas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina