Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen en esta mousse, el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes del chocolate y la nata
150 gr. de arroz de grano largo
agua y azúcar para hacer caramelo (a partes iguales)
100 gr. de cobertura de chocolate
50 gr. de mantequilla
200 gr. de nata líquida
3 yemas de huevo
sirope.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

La mousse es un postre que, debido a su suave textura, gusta a casi todos. La que hoy os proponemos la hemos elaborado a base de chocolate, y la hemos acompañado con un original crujiente de arroz y caramelo. Un postre sencillo, delicioso y con un resultado muy llamativo.

Copa de mousse de chocolate con crujiente de arroz

 Así lo cocinamos

Pon el agua con el azúcar en un cazo y deja reducir hasta conseguir un caramelo.
Cuece el arroz, escúrrelo bien y mézclalo con el caramelo recién hecho. Extiéndelo sobre una bandeja y déjalo enfriar.
Funde el chocolate al baño María, añádele la mantequilla y mezcla bien.
Con unas varillas, monta las yemas al baño María con un poco de sirope. Una vez la mezcla adquiera volumen, añádele el chocolate poco a poco y removiendo suavemente.
Monta la nata, aunque sin llegar al “punto de nieve”, y agrégale la mezcla anterior.
Sirve la mousse en copas altas de cóctel y decora con el crujiente de arroz y unas hojitas de menta.

 Trucos y Consejos

El caramelo para el crujiente no debemos dejarlo que se oscurezca demasiado, porque podría tener al final un sabor amargo. Para que éste quede bien crujiente, la capa que extendamos en la bandeja debe ser bien fina.

 Información Nutricional

Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen en esta mousse, el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes del chocolate y la nata. Por lo tanto, su consumo no está aconsejado para las personas que deben restringir la grasa de su alimentación. En concreto este alimento esté desaconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata. Así mismo deben evitar este postre las personas diabéticas, ya que en su elaboración se emplea una cantidad de azúcar considerable.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina