Decora con unas hojas de menta y el postre quedará muy atractivo, original y sabroso. Si quieres que esté aún más dulce, añade a los fresones una cucharada de azúcar antes de verterlos en el molde.
Gelatina de fresa
300 gr. de fresones
agua. Molde con forma de corazón.
Calorías 35 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.5 gr / 100gr
Índice glucémico 25

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Qué mejor que un postre en forma de corazón para sorprender a esa persona especial en san Valentín. Con esta receta tendrás éxito asegurado.

 

Corazón de gelatina con fresones

 Así lo cocinamos

Comenzamos lavando las fresas y cortándolas en trozos, retirándoles las hojitas que pudiera tener. Diluimos la gelatina de fresa en agua siguiendo las instrucciones del fabricante. Lo vertemos en un cazo y ponemos a calentar. Dejamos que llegue a ebullición.
Añadimos entonces 250 ml. de agua fría y removemos bien. Ponemos los fresones cortados en el molde de corazón y vertemos la gelatina aún líquida. Dejamos que se enfríe completamente e introducimos en la nevera hasta que cuaje completamente.

 Trucos y Consejos

Decora con unas hojas de menta y el postre quedará muy atractivo, original y sabroso. Si quieres que esté aún más dulce, añade a los fresones una cucharada de azúcar antes de verterlos en el molde.

 Información Nutricional

Las fresas son el ingrediente principal de este plato. Al igual que la mayoría de las frutas cítricas, se va a caracterizar por su elevado contenido en vitamina C y por su escaso valor calórico.
Además, es rica en sustancias antioxidantes, que nos van a ayudar a bloquear el efecto nocivo de los radicales libres. El azúcar aportará por su parte calorías a la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina