La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra
16 alcachofas
16 gambas frescas
2 tomates de ensalada
1 cebolleta
una rama de perejil
aceite de oliva virgen
vinagre de Jerez y sal.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La alcachofa es un ejemplo perfecto de hortaliza saludable, y su consumo es siempre recomendado por las propiedades coléricas, hepatoprotectoras y diuréticas que le caracterizan.
En esta receta la acompañamos con un sencillo y refrescante aliño de gambas salteadas, surgiendo así un plato sano, equilibrado y muy elegante.

Corazones de alcachofa con aliño de gambas salteadas

 Así lo cocinamos

Deshoja las alcachofas hasta quedarnos únicamente con el corazón. Ahora córtalas en dos mitades, córtales el tallo y, con la ayuda de un cuchillo pequeño y afilado, retira las vellosidades internas que no resultan agradables a la hora de consumirlas. Una vez limpias, cuécelas en una olla con abundante agua y sal.
Mientras se cuecen las alcachofas, pela las gambas (dejando el último tramo de cáscara, es decir, la cola) y saltéalas a fuego fuerte, y con unas gotas de aceite de oliva, en una plancha o sartén antiadherente. Una vez comiencen a tomar color (ten cuidado, las gambas se cocinan muy rápido), las depositaremos en un bol, al cual añadiremos el tomate y la cebolleta cortados en daditos muy pequeños. Por último, aliña con aceite de oliva, vinagre de Jerez y sal. Ya tenemos listo nuestro aliño de gambas salteadas.
Cuando las alcachofas estén cocidas (deben quedar algo “enteras”), las escurriremos y emplataremos en una fuente. Cúbrelas con el aliño de gambas salteadas y espolvorea con perejil picado.

 Trucos y Consejos

El mejor truco para evitar que las alcachofas se oscurezcan por efecto de la oxidación consiste en introducirlas en agua con perejil fresco a medida que las vayas limpiando.
Ponerlas en agua con limón también funciona, aunque no es tan eficiente como el truco que os hemos propuesto. Además, el limón suele transmitir cierta acidez a la alcachofa.

 Información Nutricional

La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.
Otro ingrediente que merece mención en esta receta es la gamba, un crustáceo con un alto valor nutritivo. Este marisco aporta una cantidad considerable de proteínas de calidad y su contenido graso es bajo, aunque el de colesterol y de purinas son relativamente altos. Por ello, quienes tienen hiperuricemia o gota o bien cálculos o piedras renales de sales de ácido úrico deben moderar su consumo.
Con las gambas hemos elaborado un aliño, en el cual encontramos también tomate y cebolla, dos vegetales que nos van a enriquecer el plato con vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina