La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal
12 alcachofas medianas
2 dientes de ajo
una guindilla
sal y aceite de oliva.
Calorías 44 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Nos encontramos en plena temporada de la alcachofa, de modo que vamos a aprovechar para disfrutar de esta deliciosa y nutritiva verdura cocinándola de una manera muy sencilla, pero que saciará los paladares más exigentes.
Como siempre… Buen provecho!

Corazones de alcachofa salteados

 Así lo cocinamos

Lo primero que debes hacer es limpiar las alcachofas: corta los tallos y retira las hojas exteriores hasta dejar solamente lo corazones.
A medida que vayas limpiando las alcachofas, ve introduciendo los corazones en un recipiente con agua y unas ramitas de perejil. Esto evitará que adquieran ese feo color oscuro provocado por la oxidación.
Una vez tengas todos los corazones de alcachofa listos, introdúcelos en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Cuécelos hasta que queden “al dente”. Este punto es importante, pues si los cociésemos demasiado se nos estropearían a la hora de saltearlos.
Pica los dientes de ajo y sofríelos junto con la guindilla en una sartén amplia con un poco de aceite de oliva. Cuando los ajos comiencen a dorar, incorpora los corazones de alcachofa, bien escurridos, y saltéalos durante cinco minutos.
Servir bien caliente.

 Trucos y Consejos

Si quieres mejorar esta receta y conseguir un plato redondo, añade durante el salteado unos taquitos de jamón serrano y un vasito de vino blanco. Obtendrás un plato de categoría!

 Información Nutricional

La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina