Para que la crema quede más fuerte, mantén la nata en la nevera muy fría hasta el momento justo de batirla.
Para la corona: 175 gr. de chocolate de cobertura, 180 gr. de azúcar, 150 gr. de mantequilla, 75 gr. de harina, 4 huevos, 1 sobre de levadura química. Para la chantilly: 250 ml. de nata, 50 gr. de azúcar glas y una pizca de esencia de vainilla.
Calorías 505 kcal / 100gr
Proteína 3.9 gr / 100gr
Grasa 34.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 59.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Ahora os proponemos un sencillo postre con una apariencia muy vistosa. Ideal para una celebración en casa.

Corona de chocolate con crema chantilly

 Así lo cocinamos

En primer lugar, preparamos el bizcocho. Para ello, fundimos el chocolate al baño María, junto con la mantequilla.

Mientras tanto, separamos las claras y las yemas de los huevos. Batimos las yemas con el azúcar y, cuando tengamos una mezcla cremosa, incorporamos el chocolate y la mantequilla ya fundidos. Por último, añadimos ahora la harina y la levadura previamente tamizadas.

Montamos las claras a punto de nieve y las agregamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes.

Untamos un molde en forma de corona con mantequilla y harina. Volcamos la masa en él y horneamos a 180 grados durante unos 30 minutos. Pasado ese tiempo, dejamos enfriar fuera del horno.

Por otra parte, hacemos la crema chantilly batiendo la nata con una varilla eléctrica. Vamos añadiendo el azúcar y la esencia de vainilla poco a poco y continuamos batiendo hasta que la nata esté consistente.

Desmoldamos el bizcocho y rellenamos el centro con la crema chantilly.

 Trucos y Consejos

Para que la crema quede más fuerte, mantén la nata en la nevera muy fría hasta el momento justo de batirla.

 Información Nutricional

La repostería casera es más saludable que la industrial. Aún así, este postre posee un alto contenido calórico y graso, ya que hemos empleado ingredientes como la harina y el azúcar, que aportan gran cantidad de hidratos de carbono. A ellos se suman el chocolate o la nata, que incorporan gran cantidad de grasas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina