La naranja es rica en vitamina C, que favorece la absorción de hierro por nuestro organismo
1 cola de corvina de 1 kg. aproximadamente
2 cebollas
2 dientes de ajo
el zumo de 4 naranjas
2 calabacines grandes
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 48 kcal / 100gr
Proteína 0 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 9 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

En la siguiente receta envolvemos una cola de corvina con calabacín y la cocinamos con zumo de naranja. El resultado es un plato sabroso y muy jugoso, además de una manera diferente de presentar este delicioso pescado.

 Así lo cocinamos

Comenzamos la receta lavando los calabacines y cortándolos longitudinalmente en láminas muy finas. Ahora extiende sobre la mesa de trabajo la mitad de estas láminas en fila, solapando una con otra. Salpimenta la cola de corvina y disponla sobre el calabacín. Tapa con la otra mitad de láminas y envuelve hasta obtener una especie de “paquete”.
Coloca la corvina envuelta en una bandeja de horno y riégala con la mitad del zumo de naranja. Introduce en el horno precalentado a 180ºC durante 15 minutos, aproximadamente.
Mientras se asa la corvina, prepara un sofrito con la cebolla cortada en juliana y el ajo picado. Cuando la cebolla se encuentre bien pochada, es decir, tierna y translúcida, agrega el resto del zumo de naranja y deja cocinar a fuego suave hasta que el líquido haya reducido por completo.
Una vez la corvina esté en su punto, emplátala y acompáñala con el sofrito de cebolla, ajo y zumo de naranja.

 Trucos y Consejos

Para conseguir unas láminas de calabacín bien finas, es muy útil emplear una mandolina, que es un utensilio de cocina fácil de encontrar y muy útil para este tipo de elaboraciones.

 Información Nutricional

La corvina es un pescado que destaca por su carne blanca y consistente. Contiene muy poca grasa y, al igual que el resto de pescados, es rica en proteínas de alto valor biológico.
En cuanto al calabacín que hemos empleado para envolver la corvina, va a suponer una excelente fuente de diferentes vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante. Esta cucurbitácea está compuesta sobre todo por agua e hidratos de carbono, y su consumo supone un aporte moderado de fibra. En cuanto a las vitaminas, destaca la presencia de folatos y, si bien aporta pequeñas cantidades de vitamina C. Respecto a su contenido de minerales, destaca su aporte de potasio y pequeñas cantidades de magnesio y fósforo. Además, es un alimento fácil de digerir y con un ligero efecto laxante.
La naranja también tiene una presencia importante en esta receta. Esta fruta destaca por su elevado contenido en vitamina C, que favorece la absorción de hierro por nuestro organismo. Eso sí, hay que tener en cuenta que durante el cocinado gran parte de las propiedades de esta fruta se van a eliminar.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina