Añade un poco de vino blanco después de freír las costillas para potenciar el sabor del guiso.
1 kg. de costillas de cordero
700 gr. de patatas
250 gr. de setas variadas
1 cebolla
3 dientes de ajo
aceite de oliva
pimienta y sal.
Calorías 385 kcal / 100gr
Proteína 12 gr / 100gr
Grasa 37 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

A los amantes de la carne de cordero les encantará este plato tan sabroso y nutritivo. Esperamos que lo disfrutéis.

 

 

Costillas de cordero guisadas con patatas y setas

 Así lo cocinamos

Limpiamos y troceamos las costillas y las salpimentamos.

En una cazuela de barro ponemos un poco de aceite de oliva y freímos las costillas hasta que se doren.

Pelamos y picamos los ajos y la cebolla y los añadimos a la cazuela, junto con las costillas. Después incorporamos las setas limpias y troceadas y rehogamos durante 5 minutos.

Cubrimos con agua, añadimos sal y pimienta y dejamos cocer, a fuego lento, durante 30 minutos.

 

 Trucos y Consejos

Añade un poco de vino blanco después de freír las costillas para potenciar el sabor del guiso.

 Información Nutricional

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, y ello hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas. El cordero aporta además proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio. Pero eso sí, debe ser consumido con precaución por las personas con problemas cardiovasculares.

Las patatas que hemos incorporado al guiso sumarán hidratos de carbono, mientras que las setas aportan fibra, además de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Datos nutricionales de las costillas de cordero:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina