La presencia de naranja en esta crema va a asegurarnos una buena cantidad de vitamina C
300 gr. de calabaza (variedad “butternut”)
300 gr. de zanahoria
caldo de verduras
2 naranjas
una ramita de tomillo fresco
4 rodajas de queso de cabra en rulo)
aceite de oliva y sal.
Calorías 29 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.6 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Seguimos nuestro recetario con una vitaminada crema de calabaza y zanahoria con queso de cabra. El color naranja de esta crema se debe a la presencia en la calabaza y la zanahoria de betacaroteno, una sustancia que, además de favorecer el cuidado de nuestra piel y nuestra vista, ejerce una importante acción antioxidante.

 Así lo cocinamos

Pela y trocea las zanahorias y la calabaza.
Ahora introdúcelas en una cazuela y rehógalas con un poco de aceite de oliva.
Añade una ramita de tomillo fresco y las dos naranjas peladas y troceadas.
Vierte caldo de verduras hasta casi cubrir las hortalizas y deja cocer a fuego suave hasta que éstas queden cocidas.
Una vez cocidas, tritúralas hasta conseguir una crema bien fina y suave.
Sirve la crema en platos hondos individuales y acompaña con una rodaja de queso de cabra marcada por ambas caras en la plancha o sartén.

 Trucos y Consejos

Para que la crema quede aún más fina, pásala por un colador chino una vez la hayas triturado.

 Información Nutricional

La calabaza, una de las protagonistas de esta crema, destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, lo cual nos va a ayudar a regular el tránsito intestinal. El color anaranjado de esta cucurbitácea se lo confiere el betacaroteno, sustancia que, además de favorecer el cuidado de nuestra piel y nuestra vista, ejerce una acción antioxidante. Otra propiedad de la calabaza es la de protectora de la mucosa del estómago, lo que la hace muy recomendable para aquellas personas que sufren de acidez, mala digestión, gastritis o úlcera.
La zanahoria también es muy rica en betacaroteno, así como en vitamina E, vitamina B3, folatos y minerales (potasio, el calcio, el fósforo y el yodo). Además, este tubérculo contiene sustancias de acción antioxidante, que contribuyen a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.
La presencia de la naranja en nuestra receta va a asegurar una buena cantidad de vitamina C, la cual ejerce una acción antioxidante frente a los radicales libres presentes en el entorno.
En cuanto al queso de cabra, aportará una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico y grasa. Además, contiene algunos minerales, como por ejemplo el calcio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina