Los espárragos blancos en conserva contienen menos minerales debido al tratamiento que sufren para su procesado
8 langostinos frescos
25 espárragos blancos medianos (en conserva)
1 patata
1 puerro (parte blanca)
½ vaso de leche
aceite de oliva
sal
pimienta blanca recién molida
una pizca de nuez moscada y perejil fresco.
Calorías 19 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los espárragos blancos están constituidos casi en su totalidad por agua. Además, su contenido en agua y grasa es ínfimo, y son unas de las hortalizas más ricas en proteínas. Todo ello hace de este alimento un estupendo aliado de la salud, que podremos incluir perfectamente en dietas de control de peso.

Crema de espárragos blancos con langostinos

 Así lo cocinamos

Lava bien el puerro y córtalo en juliana. La patata la pelaremos, lavaremos y trocearemos.
Rehoga el puerro, la patata y los espárragos troceados en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva. Cuando el puerro esté bien pochado, añade la leche y el líquido de los espárragos contenido en la lata. Deja cocinar a fuego suave durante 25 minutos.
Una vez haya transcurrido el tiempo indicado, tritura el conjunto con la batidora y pasa el resultado por un chino para eliminar los restos de fibra que hayan podido quedar tras el triturado.
Condimenta la crema con la pimienta, la nuez moscada y la sal.
Los langostinos los pelaremos (dejamos el último tramo de cáscara, es decir, la cola) y los cocinaremos en una sartén antiadherente muy caliente y con unas gotas de aceite de oliva.
Emplatamos la crema de espárragos en platos individuales y colocamos sobre ésta dos langostinos.
Por último, espolvoreamos con perejil picado.

 Trucos y Consejos

Esta crema puedes servirla tanto fría como caliente, pero siempre con los langostinos recién salteados.

 Información Nutricional

Los espárragos blancos, protagonistas de la deliciosa crema que acabamos de preparar, contienen menor cantidad de vitaminas que los verdes, sobre todo si se toma como referencia su aporte de folatos y de vitamina C. También poseen menos asparragina, sustancia que forma parte de su aceite esencial volátil y responsable de su particular sabor. Por otra parte, los espárragos en conserva contienen menos minerales debido al tratamiento que sufren para su procesado, salvo de sodio, ya que se añade sal (cloruro sódico) como conservante.
En cuanto a los langostinos que acompañan nuestra crema, no aporta demasiadas calorías, es muy rico en proteínas y contiene poca grasa. La única desventaja que presenta su consumo es su moderado contenido en colesterol, algo que deberán tener en cuenta todas aquellas personas que padezcan displemias y problemas coronarios.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina