Las espinacas son ideales para regímenes hipocalóricos o de tratamiento de la obesidad, pues su contenido en hidratos de carbono, grasas y proteínas es muy bajo
400 gr. de espinacas
2 ramas de apio
½ cebolla pequeña
4 cucharadas de mantequilla
2 tazas de leche
4 quesos en porciones ó 1/2 taza de queso semigraso
8 gambas
4 huevos
1 manzana granny Smith
¼ cucharadita de pimienta y sal al gusto.
Calorías 21 kcal / 100gr
Proteína 2.6 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Acabamos de preparar una nutritiva y original crema de espinacas. Esta es una receta muy completa, pues los ingredientes que en ella intervienen aportarán una buena cantidad de elementos reguladores, tales como vitaminas, proteínas, minerales, fibra y compuestos antioxidantes.

Crema de espinacas con gambas y manzana

 Así lo cocinamos

Cocemos las hojas de espinaca en una cazuela con agua y sal. Una vez cocidas, las escurrimos y licuamos con el agua en la cual las hervimos y una taza de leche.
En una sartén, derretimos la mantequilla y sofreímos en ella la cebolla y el apio. Una vez tengamos bien dorado este sofrito, licuamos junto con la otra taza de leche, el queso, la sal y la pimienta.
Ahora juntamos la preparación anterior con la de las espinacas licuadas, batimos y lo cocinamos hasta hervir.
Pela las gambas, dejando el último tramo de la cola, salpiméntalas y saltéalas a fuego vivo en una sartén antiadherente. Procura que queden doradas pero bien jugosas.
La manzana la lavaremos y cortaremos en daditos (con piel).
Sirve la crema de espinacas bien caliente en un plato sopero. Coloca sobre la crema las gambas salteadas y unos daditos de manzana.
Para terminar, cocina dos huevos a la plancha y disponlos sobre la crema.

 Trucos y Consejos

Reserva las cabezas y las cáscaras de las gambas para hacer un caldo de marisco. Éste podrás emplearlo para multitud de platos marineros. Por cierto, puedes congelarlo sin problema.

 Información Nutricional

La espinaca es una verdura de hoja verde muy apreciada en la cocina por su suave sabor. Es ideal para regímenes hipocalóricos o de tratamiento de la obesidad porque su contenido en hidratos de carbono, grasas y proteínas es bajo.
También es rica en fibra, por lo que su consumo está muy indicado para personas que padecen de estreñimiento. Contribuye además a crear sensación de saciedad y regula la cantidad de grasa absorbida por el intestino.
El queso y la leche presentes en esta receta ayudan a compensar el bajo nivel de calorías y proteínas que aporta la espinaca. Si además optamos por emplear productos descremados, esta receta sería perfectamente útil para dietas hipocalóricas o para aquellas en las que esté limitado el nivel de grasas en la alimentación.
Las gambas poseen un alto valor nutritivo, ya que aportan una cantidad considerable de proteínas de calidad y su contenido graso es bajo, aunque el de colesterol y de purinas son relativamente altos. Por ello, quienes tienen hiperuricemia o gota o bien cálculos o piedras renales de sales de ácido úrico deben moderar su consumo.
La manzana es muy rica en vitamina E, antioxidante que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. También es muy rica en fibra, que mejora el tránsito intestinal y posee elementos fotoquímicos como flavonoides y quercetina que le confieren extraordinarias propiedades antioxidantes.
Esta crema la hemos acompañado también con huevo, el cual va a enriquecer la crema con proteínas de gran calidad.

Datos nutricionales de las espinacas:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina