El jamón va a aportar al plato una buena cantidad de proteínas de buena calidad y grasas
150 gr. de jamón ibérico
2 cebolletas frescas
1 puerro
2 patatas
50 ml. de vino blanco
1 litro de caldo de carne
8 rebanadas de pan y cebollino fresco.
Calorías 375 kcal / 100gr
Proteína 43.2 gr / 100gr
Grasa 22.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.1 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy, como primer plato, os proponemos una deliciosa crema de jamón ibérico. Se trata de un plato con un elevado poder saciante, muy energético y, en definitiva, un auténtico tesoro nutricional.

Crema de jamón ibérico

 Así lo cocinamos

Pela y pica las cebolletas y el puerro para pocharlos a fuego sueva en una sartén con un poco de aceite de oliva. Pela la patata y cháscala.
Cuando la cebolleta y el puerro estén bien pochados, añade la patata chascada y el jamón cortado en dados de tamaño medio. Reghoga el conjunto.
Incorpora el vino blanco y sube el fuego para que se evaporen los alcoholes. Añade ahora el caldo de carne y cocina a fuego lento durante 20 minutos, tiempo durante el cual el jamón habrá soltado todo su sabor.
Tritura el conjunto hasta conseguir una crema bien fina. Reservamos.
Corta las rebanadas de pan en dados. Fríelos en abundante aceite caliente hasta que queden dorados y escúrrelos sobre papel absorbente.
Sirve la crema de jamón en platos hondos y coloca encima el pan tostado. Decora con un poco de cebollino picado.

 

 Trucos y Consejos

Al cortar la patata “chascándola”, lo que conseguimos es que ésta suelte su fécula, actuando así como espesante.

 

 Información Nutricional

Acabamos de preparar una crema muy nutritiva, pues los diferentes ingredientes que la integran van a enriquecerla con un amplio abanico de elementos reguladores.
El pan, uno de los principales ingredientes, aporta hidratos de carbono complejos.
Por su parte, el jamón va a aportar al plato una buena cantidad de proteínas de buena calidad y grasas.
La cebolleta y el puerro van a enriquecer además la receta con vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, que nos ayudarán a prevenir enfermedades degenerativas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina