La zanahoria enriquece esta crema con betacaroteno o provitamina A, pigmento que les confiere el color naranja característico
½ kg. de zanahorias
30 gr. de almendras peladas
1 litro de caldo de ave
perejil fresco
aceite de oliva
pimienta molida y sal.
Calorías 40 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 7 gr / 100gr
Índice glucémico 85

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Continuamos nuestro recetario con una rica crema de zanahorias y almendras. Esta crema es sencillísima de preparar, y se cocina en un abrir y cerrar de ojos. Además, se trata de una cena perfecta para ofrecer a los más pequeños de la casa, que no suelen hacer muchas migas con las verduras.

Crema de zanahorias y almendras

 Así lo cocinamos

En primer lugar, pela las zanahorias, córtalas en rodajas gruesas y ponlas a cocer con el caldo de ave con un poco de sal y pimienta recién molida.
Mientras tanto, pica las almendras y saltéalas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que queden doradas.
Cuando la zanahoria esté bien tierna, tritúrala junto con el caldo y las almendras.
Reparte la crema en boles individuales y decora con unas almendras picadas.

 Trucos y Consejos

A la hora de saltear las almendras deberemos prestar mucha atención, pues este fruto seco se suele quemar con mucha facilidad, y podría amargarnos la crema.

 Información Nutricional

Las zanahorias son el ingrediente que destaca de la receta y el que enriquece esta crema con abundantes vitaminas, entre ellas el betacaroteno o provitamina A, pigmento que les confiere el color naranja característico.
Además, las zanahorias son fuente de vitamina E, folatos, vitamina B3, y minerales diversos como el potasio, calcio, fósforo y yodo. El betacaroteno o provitamina A, tras ser absorbido en nuestro cuerpo se transforma en vitamina A o retinol, esencial para la visión, el buen estado de la piel y los tejidos y para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
Es una hortaliza que admite cualquier método culinario de preparación, pero es conveniente no cocinarla demasiado para que su sabor y valor nutritivo no se vean afectados.
Las almendras presentan un elevado contenido en grasas saludables, cuyo consumo contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. También son ricas en proteínas de buena calidad  e hidratos de carbono.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina