Otro acompañante ideal para esta crema de queso es el chocolate.
250 gr. de queso en crema
400 gr. de nata para montar
125 ml. de leche
3 hojas de gelatina neutra
2 yemas de huevo
80 gr. de azúcar y fresas.
Calorías 447 kcal / 100gr
Proteína 15 gr / 100gr
Grasa 48.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Este postre no tiene demasiada dificultad y el resultado es muy cremoso y sabroso. Sírvelo en tu mesa y triunfarás.

 

 

Cremoso de queso con fresas y nata

 Así lo cocinamos

Separamos 250 gr. de la nata y la vamos montando hasta que quede semimontada.

Por otra parte, hervimos la leche con la mitad del azúcar. Cuando llegue a ebullición, bajamos el fuego y agregamos el resto del azúcar y las dos yemas de huevo mezcladas previamente. Removemos.

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría y las añadimos a la crema de leche. Bajamos el fuego al mínimo y vamos añadiendo el queso en crema poco a poco, sin para de remover para que se deshaga bien.

Retiramos del fuego y, cuando la crema esté templada, añadimos la nata semimontada. Mezclamos con cuidado y vertemos la mezcla en moldes individuales. Los metemos en la nevera y dejamos enfriar.

Mientras tanto, montamos el resto de la nata y lavamos y troceamos las fresas. Con estos dos ingredientes decoraremos los moldes de crema de queso.

 

 Trucos y Consejos

Otro acompañante ideal para esta crema de queso es el chocolate.

 Información Nutricional

Las personas con diabetes o que sigan una dieta de control de peso deberán tomar este postre con moderación ya que, ingredientes como la nata, el queso en crema o el azúcar poseen un alto contenido calórico.

Datos nutricionales de la nata:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina