En esta receta las crepes se acompañan con chocolate y nata, dos ingredientes que van a hacer que el contenido graso de los crepes aumente de forma importante
Para las crepes: ½ litro de leche, 200 gr. de harina, 4 huevos, 40 gr. de mantequilla y una pizca de sal. Para la nata montada: 250 gr. de nata, 100 gr. de nata (min. 32% materia grasa). Para el chocolate: 125 gr. de chocolate para postres.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Para merendar os proponemos hoy unas deliciosas crepes con nata montada y chocolate fundido, una receta que conquistará los paladares tanto de pequeños como de adultos.

Crepes con nata y chocolate

 Así lo cocinamos

Las crepes: Derrite la mantequilla y mézclala con la leche. Incorpora el resto de ingredientes de la masa y bate bien para que no se forme ningún grumo. Deja reposar la masa resultante durante 15 minutos.
Coloca una sartén antiadherente al fuego y engrásala con un poquito de mantequilla. Vierte ahora un poco de masa y mueve la sartén para que la mezcla se extienda uniformemente por toda su superficie.
Cuando haya cuajado la masa, dale la vuelta con mucho cuidado y deja que se haga por el otro lado.
Repetimos la misma operación hasta agotar la masa.

La nata montada: Para que la nata monte rápidamente es muy importante que la nata se encuentre bien fría. Vierte la nata en un bol, el cual colocaremos sobre otro de mayor tamaño que contenga agua y hielo (de esta manera mantendremos la nata siempre fría). Comienza a batir la nata (puedes usar una varilla eléctrica) con un poco de azúcar. Una vez la nata haya adquirido una consistencia cremosa, añade el resto del azúcar y continúa batiendo hasta que nos quede montada del todo. Ojo con batirla demasiado, pues obtendríamos una mantequilla dulce. Introduce la nata montada en una manga pastelera y reserva en el frigorífico hasta el momento de su uso.

El chocolate fundido: Lo fundiremos al baño María o en el microondas hasta que nos quede bien líquido.

Ya tenemos todos los ingredientes listos para montar nuestras crepes. Pliégalas sobre sí mismas un par de veces, de manera que nos queden unos triángulos. Con la manga pastelera, decora las crepes con nata montada por encima. Por último, y con la ayuda de un tenedor, baña el postre con unos hilos de chocolate fundido.

 Trucos y Consejos

Si quieres simplificar la receta, puedes emplear nata montada en spray. También puedes comprar sirope de chocolate en lugar de fundir el chocolate.

 Información Nutricional

Las crepes son originarias de la gastronomía francesa y pueden ser dulces o saladas. Son alimentos bastante energéticos debido a los ingredientes necesarios para su elaboración. Además, dependiendo de los alimentos con los que se elabore su relleno, este contenido calórico puede verse aumentado de forma significativa.
En esta receta se acompañan con chocolate y nata, dos ingredientes que van a hacer que el contenido graso de los crepes aumente de forma importante. Esto es debido al exceso de azúcares simples y grasa saturada.
Por ello, es conveniente que este tipo de postres formen parte de la dieta esporádicamente, sobretodo si se tiene problemas de diabetes, exceso de peso, o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina