La masa de crepe, debido a los ingredientes que la componen, resulta bastante calórica
Para los crepes: 100 gr. de harina, 2 decilitros de leche, 100 gr. de mantequilla derretida, 2 huevos, 40 gr. de azúcar y una pizca de sal. Para la crema catalana: 4 yemas de huevo, ½ litro de leche, 100 gr. de azúcar, 40 gr. de harina de maíz ó 60 gr. de harina de trigo, piel de naranja, piel de limón y una rama de canela. Para el sirope de chocolate: 100 gr. de cacao en polvo de buena calidad, 400 gr. de azúcar moreno, ½ vaina de vainilla y 3 dl. de agua.
Calorías 103 kcal / 100gr
Proteína 3.7 gr / 100gr
Grasa 3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 15.4 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Estos crepes rellenos están exquisitos y podéis servirlos tanto fríos como calientes. Su elaboración requiere más tiempo que esfuerzo, y el resultado realmente merece la espera. 
C´est delicieux!

 Así lo cocinamos

Los crepes: Derrite la mantequilla y mézclala con la leche. A continuación, incorpora el resto de ingredientes y bate con la batidora hasta que no quede ningún grumo.
Introduce la masa resultante en el frigorífico y deja reposar durante 30 minutos.
Pon una sartén antiadherente al fuego y engrásala con un poco de mantequilla. Ahora vierte un cazo de masa de crep y mueve la sartén para que ésta se reparta uniformemente por toda la superficie. Cuando comiencen a aparecer burbujitas en la masa, dale la vuelta con la ayuda de una espátula o pala de madera y cocínala por la otra cara. Reservamos los crepes hasta que pierdan temperatura.

La crema catalana: Pon a calentar la leche junto con las pieles de naranja y limón y la canela. Por otro lado, mezcla las yemas de huevo con el azúcar y la harina de maíz, ayudándote si fuera necesario con un poco de leche caliente. Cuando la leche haya hervido, añádesela a la mezcla anterior y pasa el resultado por el colador chino para eliminar impurezas. Cuece a fuego lento hasta que la crema espese, removiendo con una varilla para que ésta no se pegue. Déjala reposar antes de introducirla en el frigorífico durante 6 horas y tapada con film transparente ligeramente perforado para que transpire. Debemos tener en cuenta que una vez la dejamos enfriar ésta también irá espesando.

El sirope de chocolate: Pon un cazo al fuego e introduce en su interior el agua, el azúcar y la vainilla. Deja que hierva durante 5 minutos a fuego moderado o hasta que consigas un almíbar. Echa el cacao en un bol y agrégale un poco del almíbar, hasta que se forme una pasta. Mezcla sin cesar para evitar que aparezcan grumos mientras vas añadiendo el resto del almíbar. Introduce el sirope en el frigorífico y cuando esté completamente frío retira la vaina de la vainilla, cuélalo y resérvalo.

Ya tenemos todos los elementos listos para montar nuestro postre: Con la ayuda de una espátula, extiende una capa de crema pastelera sobre el crepe. Ahora enróllalo y córtale los extremos. Corta el rollo obtenido en tres o cuatro mini-rollitos (a gusto del consumidor) y rocíalos con el sirope de chocolate.

 Trucos y Consejos

Si quieres darle un toque distinto a estos mini-rollitos, espolvoréalos con azúcar y luego caramelízala con la ayuda de un soplete. Termina con el sirope de chocolate y… a disfrutar!Si lo que quieres es un sobresaliente, acompaña este postre con una nata montada…

 Información Nutricional

Los crepes tienen su origen en el seno de la gastronomía francesa. En esta ocasión hemos decidido elaborar con ellos un delicioso y original postre.
La masa de crepe, debido a los ingredientes que la componen, resulta bastante calórica.
Por otra parte, la crema catalana con la cual hemos rellenado nuestros crepes está elaborada con una cantidad considerable de yema de huevo, lo cual va a aportar grasa y colesterol a nuestra receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina