Si no vas a utilizar todas las croquetas el mismo día, las puedes congelar una vez que las hayas rebozado, metiéndolas en el congelador en una bandeja para que estén separadas y no se peguen y, una vez que se congelen, las puedes guardar en bolsas de plástico.
600 gr. de carne de cocido
2 cucharadas de caldo de cocido
100 gr. de harina
75 cl. de leche
½ cebolla
sal
aceite de oliva
2 huevos
pan rallado y 4 patatas grandes.
Calorías 153 kcal / 100gr
Proteína 4.1 gr / 100gr
Grasa 10.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 10.8 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Hoy os proponemos otra receta de croquetas. En este caso se trata de un plato que podemos elaborar con sobras de otro día, puesto que vamos a emplear la carne de un cocido que nos haya quedado sin consumir.

 

 

Croquetas de cocido con patatas paja

 Así lo cocinamos

Partimos en trozos la carne que nos haya sobrado del cocido y la reservamos.

En una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla picadita y añadimos la carne, removiendo bien para que no se pegue. Incorporamos la harina a la sartén, removiendo con una cuchara de madera. Añadimos la leche poco a poco, para que se vaya ligando con todos los ingredientes. Cuando la masa vaya espesando, añadimos el caldo del puchero, sin dejar de remover. Rectificamos de sal y retiramos del fuego para que la masa se enfríe.

Hacemos las croquetas con la masa y las rebozamos, pasándolas por huevo y pan rallado. Las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva, a fuego medio-alto, hasta que estén doradas por todos los lados. Las sacamos del aceite y las ponemos sobre papel absorbente para que escurran el aceite sobrante.

Para el acompañamiento, pelamos las patatas y las cortamos en hilos finos, con la ayuda de un cortador. Espolvoreamos sal por encima y las freímos en aceite de oliva bien caliente.

Servimos nuestras croquetas, por raciones, con unas patatas paja.

 Trucos y Consejos

Si no vas a utilizar todas las croquetas el mismo día, las puedes congelar una vez que las hayas rebozado, metiéndolas en el congelador en una bandeja para que estén separadas y no se peguen y, una vez que se congelen, las puedes guardar en bolsas de plástico.

 Información Nutricional

Las croquetas son uno de los aperitivos más consumidos y apreciados. Pero debemos tener en cuenta que la base de las croquetas es una salsa bechamel, elaborada con bastante aceite y harina. Esto convierte a las croquetas en un plato bastante calórico, por lo que deberán consumirse con moderación. En esta ocasión, hemos elaborado las croquetas con carne del cocido, que es una buena fuente de proteínas.

Datos nutricionales de la salsa bechamel:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina