En esta ocasión, hemos elaborado las croquetas con carne de pularda, la cual es una buena fuente de proteínas con un alto valor biológico
300 gr. de carne de pularda cocida o asada
190 gr. de harina
150 gr de mantequilla
3 vasos de leche
1 vaso de caldo de pollo
sal
pimienta blanca molida
nuez moscada
4 huevos batidos
150 gr. de pan rallado y ¾ litro de aceite de oliva virgen.

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Estas croquetas de pularda son la versión elegante de las croquetas de pollo. A diferencia del pollo, la pularda presenta una carne más firme, tierna y sabrosa.
Os sorprenderán!

Croquetas de pularda

 Así lo cocinamos

Funde la mantequilla en una cazuela y añádele la harina. Remueve con una varilla hasta que la harina quede bien disuelta y cocinada.
Vierte ahora el caldo de pollo y remueve.
Cuando vuelva a entrar en ebullición, baja el fuego y cocina durante 25 minutos.
Transcurrido ese tiempo, incorpora la carne de pularda picada y condimenta con la sal, la pimienta y la nuez moscada.
Mezcla bien y vierte la masa resultante sobre una placa engrasada con aceite de oliva.
Introduce la masa extendida en el frigorífico durante 2 horas para que repose y adquiera la consistencia adecuada.
Una vez haya pasado el tiempo indicado, forma croquetas del tamaño deseado y pásalas por harina, huevo batido y pan rallado.
Fríelas en abundante aceite de oliva muy caliente.
Cuando las croquetas hayan tomado un bonito color dorado escúrrelas y deposítalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite de oliva.

 Trucos y Consejos

Una vez tengas la masa de croquetas extendida en la placa, tápala con film transparente antes de introducirla en la nevera. Con ello evitarás que se forme una costra en la superficie, la cual resulta desagradable tanto a la hora de liar las croquetas como a la hora de comerlas.

 Información Nutricional

Las croquetas son uno de los aperitivos más consumidos y apreciados por las familias españolas y, en particular, por los más pequeños de la casa.
Pero debemos tener en cuenta que la base de las croquetas es una salsa bechamel, elaborada con mantequilla y harina. Esto convierte a las croquetas en un plato bastante calórico, por lo que deberán consumirse con moderación.
En esta ocasión, hemos elaborado las croquetas con carne de pularda, la cual es una buena fuente de proteínas con un alto valor biológico.
La técnica culinaria que hemos empleado para cocinar nuestras croquetas ha sido la fritura, lo cual va a hacer que el valor calórico de la receta se vea incrementado notablemente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina