El queso de las croquetas nos va a aportar proteínas de alta calidad, minerales como el calcio y el potasio, vitaminas A, B1 y B2 y grasas saturadas
350 gr. de queso (torta) de La Serena
3 dientes de ajos
1 litro de leche semidescremada
1 dl de caldo del cocido
perejil
aceite
sal
125 gr. de margarina
harina
pan rallado y huevo (para empanar las croquetas).
Calorías 399 kcal / 100gr
Proteína 26.3 gr / 100gr
Grasa 32.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Atrévete con estas originales croquetas de queso de la Serena! Son sencillísimas de elaborar y, tanto calientes como frías, son un bocado exquisito…

Croquetas de queso de La Serena

 Así lo cocinamos

Rehoga el ajo picado con el perejil y la margarina en una cazuela. Una vez hayan dorado los ingredientes, incorpora la harina.
A continuación, agrega el queso, previamente rallado, el caldo y la leche.
Remueve suavemente el conjunto con una cuchara de palo hasta que la masa se desprenda de las paredes de la cazuela.
Una vez tengas la masa lista y fría, forma las croquetas, pásalas por harina, huevo y pan rallado.
Fríelas en abundante aceite de oliva muy caliente.
Cuando hayan tomado un bonito color dorado, sácalas y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite de la fritura.

 Trucos y Consejos

No añadas desde el principio toda la cantidad de leche que indica la receta, ya que es preferible que la masa quede espesa para así poder rectificar añadiendo algo de leche o caldo calientes.
Una vez tengas la masa de croquetas extendida en la placa, tápala con film transparente antes de introducirla en la nevera. Con ello evitarás que se forme una costra en la superficie, la cual resulta desagradable tanto a la hora de liar las croquetas como a la hora de comerlas.

 Información Nutricional

Las croquetas ocupan un lugar especial en nuestra tradición culinaria, debido sobre todo a su versatilidad, ya que se pueden preparar con los más diversos ingredientes y adquirir sabores y características gastronómicas diferentes, manteniendo siempre su carácter de alimento reconstituyente y energético.
En este caso el alimento protagonista es el queso, que contribuye nutricionalmente con proteínas de alta calidad, minerales como el calcio y el potasio, vitaminas A, B1 y B2 y grasas saturadas.
Este plato está indicado para todas las edades sobre todo para los más pequeños y los más mayores, ya que, debido a la facilidad de masticación que presenta, es una fantástica idea para ofrecer una buena fuente de energía y nutrientes constructores a personas que presentan dificultades para comer con normalidad.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina