El centollo es un crustáceo rico en proteínas y minerales como yodo, sodio y potasio
75 gr. de cebolleta picada
240 gr. de mantequilla
250 gr. de harina
50 gr. de Tío Pepe
5 litro de leche
125 gr. de nata líquida
250 gr. de caldo de pescado
25 gr. de tomate frito
sal
pimienta
750 gr. de txangurro desmigado
1 cucharada sopera de perejil picado.
Calorías 127 kcal / 100gr
Proteína 20 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Estas originales croquetas de txangurro son muy nutritivas, y suponen una manera diferente y divertida de consumir marisco. Buen provecho!

Croquetas de txangurro

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será pochar la cebolleta con la mantequilla y una pizca de sal.
Una vez la cebolleta se encuentre bien pochada, incorpora la harina y rehoga el conjunto durante 5 minutos.
Ahora añade la leche, la nata y el Tío Pepe. Cocina a fuego suave durante otros 5 minutos.
Es el momento de agregar el caldo de pescado y el tomate frito. Seguimos cocinando a fuego suave durante 5 minutos.
Añade el txangurro desmigado, el perejil picado y pon a punto de sal.
Extiende la masa sobre una bandeja y tapa con film transparente.
Deja enfriar la masa en el frigorífico.
Una vez fría la masa, forma las croquetas y pásalas por harina, huevo y pan rallado.
Fríe las croquetas en abundante aceite caliente hasta que queden bien doradas.

 Trucos y Consejos

Para que las croquetas no resulten demasiado aceitosas, escúrrelas bien y deposítalas sobre papel absorbente. De esta manera eliminaremos el exceso de aceite procedente de la fritura.

 Información Nutricional

El centollo es un marisco de la familia de los crustáceos. Tiene un caparazón grueso de color marrón o rojizo que protege su carne. De su composición nutricional destaca el contenido en proteínas y minerales como yodo, sodio y potasio. En general, los mariscos están desaconsejados en caso de hiperuricemia o gota por su aporte de purinas.
La mantequilla y la leche de la bechamel aportan calcio y grasas saturadas, que van a elevar el contenido calórico de la receta. Por ello, conviene acompañar estas croquetas con verduras o una ensalada.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina