La zanahoria es rica en beta-caroteno, sustancia antioxidante que, al igual que la vitamina E, neutraliza los radicales libres
1 litro de leche
120 gr. de mantequilla
120 gr. de harina
150 gr. de zanahoria rallada
2 huevos cocidos
harina
pan rallado y aceite para freír.
Calorías 40 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 7 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Las croquetas son una de las elaboraciones más populares dentro de nuestra gastronomía. Hoy nos salimos de las clásicas croquetas de jamón para prepararlas con zanahoria y huevo. El resultado: sorprendente.

Croquetas de zanahoria y huevo

 Así lo cocinamos

Pon a calentar la leche.
Mientras tanto, deshace la mantequilla en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Incorpora la harina y rehógala en la mantequilla, sin que coja demasiado color.
Una vez formado el “roux” (mezcla de harina y mantequilla), añade poco a poco la leche y remueve continuamente para que no se formen grumos.
Cuando tengas la bechamel lista, agrega la zanahoria rallada y los huevos cocidos y picados, dejando que cueza para que coja sabor.
Pon a punto de sal.
Vierte la masa en una bandeja untada con un poco de mantequilla y deja reposar unas 2 horas.
Forma las croquetas con las manos  y pásalas por harina, huevo y pan rallado. Ahora fríelas de pocas en pocas en aceite caliente.
Se sirven acompañadas de salsa de tomate y ensalada.

 Trucos y Consejos

Es esencial que el aceite donde friamos las croquetas se encuentre bien caliente (180ºC-200ºC). De lo contrario, el rebozado podría “abrirse”, saliéndose el relleno.

 Información Nutricional

Las croquetas son uno de los aperitivos más consumidos y apreciados por las familias españolas y, en particular, por los más pequeños de la casa.
Pero debemos tener en cuenta que la base de las croquetas es una salsa bechamel, elaborada con bastante aceite y harina. Esto convierte a las croquetas en un plato bastante calórico, por lo que deberán consumirse con moderación.
En esta ocasión, hemos elaborado las croquetas con zanahoria y huevo cocido. La primera es rica en beta-caroteno, sustancia antioxidante que, al igual que la vitamina E, neutraliza los radicales libres, por lo que su consumo frecuente nos va proteger frente a enfermedades de carácter degenerativo. En cuanto al huevo, nos va a aportar una importante cantidad de proteínas de gran calidad biológica.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina