Estas croquetas van a aportarnos una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante
1 kg. de acelgas
400 gr. de zanahoria
150 gr. de queso blanco
200 gr. de miga de pan sin gluten
200 gr. de pan rallado sin gluten
300 gr. de fécula de maíz
3 huevos
100 cc. de leche
1 lata de maíz en grano
sal y pimienta a gusto.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Hoy os presentamos unas croquetas diferentes. Se trata de unas croquetas vegetales, riquísimas y muy nutritivas. Además, las hemos elaborado sin gluten, para que también puedan ser degustadas por aquellos que padezcan de celiaquía.

Croquetas vegetales

 Así lo cocinamos

Cuece las acelgas y las zanahorias (peladas y lavadas) por separado. Una vez estén bien tiernas, pícalas con el cuchillo y júntalas con el maíz, el queso blanco, la miga de pan y dos de los tres huevos. Mezcla muy bien, hasta conseguir una masa homogénea.
Toma pequeñas porciones de masa y forma las croquetas con la forma deseada.
Bate el huevo restante con la leche y pasa las croquetas por esta mezcla. Ahora pásalas por la maicena, de nuevo por la mezcla de huevo y leche, y por último, por el pan rallado.
Ya sólo nos queda freír las croquetas en una sartén con abundante aceite muy caliente. Una vez fritas, deposítalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

 Trucos y Consejos

Estas croquetas pueden admitir una amplia variedad de verduras. Así, puedes también emplear champiñones, pimientos, calabacines, etc.

 Información Nutricional

Las croquetas son uno de los aperitivos más consumidos en los hogares familiares. Su elaboración, aunque requiere algo de tiempo, no resulta demasiado complicada, y además se puede emplear casi cualquier ingrediente para su elaboración. En esta ocasión las hemos preparado a base de verduras, por lo que su consumo va a aportarnos una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.
Hay que tener en cuenta que la técnica culinaria empleada para cocinar estas croquetas ha sido la fritura, por lo que el valor calórico de la receta se va a ver incrementado de manera notable. Por ello, y si se quiere reducir el número de calorías, puedes terminarlas en el horno.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina