Si quieres una crema con una textura más suave, vierte un poco de leche mientras la estás elaborando en la batidora.
Para la crema de guisantes: ½ kg. de guisantes, 1 patata mediana, 150 ml. de caldo de verduras, 1 cucharada de azúcar, aceite de oliva, pimienta y sal, al gusto.
Calorías 72 kcal / 100gr
Proteína 6 gr / 100gr
Grasa 0.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 9 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Saludable y muy nutritiva, así es la receta que hoy proponemos. Perfecto para aportar el equilibrio que tu organismo necesita tras estos días de fiesta.

 

Crudités con crema de guisantes

 Así lo cocinamos

Enjuagamos todas las verduras. Pelamos el pepino y lo partimos en finas lascas. Pelamos también los rábanos y los partimos en trozos. La col, la partimos en pequeños ramilletes.
Reservamos las verduras y preparamos ahora la crema de guisantes: rehogamos primero el puerro con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. Añadimos también la patata pelada y cortada en trozos muy pequeños. Dejamos a fuego lento unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, añadimos los guisantes. Rehogamos. Vertemos el caldo y dejamos que se cuezan bien. Salpimentamos al gusto.
Cuando estén cocidos, pasamos el sofrito resultante por la batidora hasta obtener la textura deseada. Servimos las crudités sobre la crema y ¡a comer!

 Trucos y Consejos

Si quieres una crema con una textura más suave, vierte un poco de leche mientras la estás elaborando en la batidora.

 Información Nutricional

Los guisantes, el ingrediente fundamental de esta crema, es una legumbre que aporta gran cantidad de nutrientes, tales como vitaminas del grupo B y minerales, como el fósforo y el magnesio. Aunque el nutriente que más destaca en los guisantes son los hidratos de carbono complejos, algo menos abundantes en el guisante fresco que en el seco.
Las verduras, al no estar cocinadas, conservarán todos sus nutrientes. Eso sí, han deser productos de buena calidad.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina