Puedes añadir un poco de colorante verde si quieres que la crema de menta tenga un color más llamativo. También puedes espolvorear un poco de azúcar glas por encima o acompañar el crujiente con algún fruto.
200 gr. de cobertura de chocolate
1/2 l. de nata líquida
hojas de menta
5 yemas de huevo
125 gr. de azúcar
2 hojas de gelatina.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Hoy vamos a preparar un postre que combina a la perfección dos sabores: el del chocolate y la menta.

 Así lo cocinamos

Vamos a preparar primero la crema de menta: calentamos la nata. Dejamos que hierva y entonces le añadimos las hojas de menta. Retiramos del fuego y dejamos que infusione bien hasta que se enfríe. En un bol, mezclamos las yemas batidas con el azúcar. Le agregamos a la mezcla la nata previamente colada y ponemos al fuego. Removemos y retiramos del fuego cuando llegue a ebullición. Agregamos las hojas de gelatina (previamente hidratadas en agua fría). Dejamos unos 15 minutos o hasta que se enfríe. Batimos y reservamos en una manga pastelera.
Ahora hacemos los crujientes de chocolate: fundimos el chocolate al baño María. Bañamos con él dos láminas de acetato alimentario. Metemos en la nevera. Cuando solidifique, retiramos la lámina y cortamos el chocolate según vayamos a presentarlo. Colocamos un trozo de chocolate y encima la crema de menta y así sucesivamente.

 Trucos y Consejos

Puedes añadir un poco de colorante verde si quieres que la crema de menta tenga un color más llamativo. También puedes espolvorear un poco de azúcar glas por encima o acompañar el crujiente con algún fruto.

 Información Nutricional

Este postre se ha elaborado con ingredientes con un alto nivel calórico como la nata, el azúcar o el chocolate. Por ello, las personas con diabetes y aquellos que siguen una dieta de control de peso, deberán moderar el consumo de esta receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina