Termina por aportar un toque dulce a estos crujiente, regándolos con una vinagreta de miel.
Láminas de pasta brick
150 gr. de queso brie
300 gr. de carne de pollo
½ cebolla
harina
250 ml. de leche
nuez moscada
aceite de oliva y sal.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Fácil de preparar y muy original, este plato puede servirte como entrante si quieres sorprender a tus invitados.

Crujiente de queso brie con pollo

 Así lo cocinamos

Pelamos y picamos la cebolla y la sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva.
Cuando comience a pochar agregamos la carne cortada en trocitos pequeños. Salamos al gusto. Cuando esté casi hecha, agregamos una cucharada de harina, la leche y una pizca de nuez moscada. Rectificamos de sal y agregamos el queso brie cortado en trocitos.
Removemos y retiramos cuando comience a espesar. Estiramos la masa de pasta brick en una superficie plana y cortamos en trozos grandes. Dentro de cada porción colocamos un poco del relleno.
Envolvemos la pasta haciendo una especie de triángulo. Horneamos unos minutos a 180 grados y ¡a comer!

 Trucos y Consejos

Termina por aportar un toque dulce a estos crujiente, regándolos con una vinagreta de miel.

 

 Información Nutricional

El pollo es uno de los protagonista de esta receta. Posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel.
Además, contiene muy poca grasa y sus proteínas son muy fáciles de asimilar, por lo que es un alimento que está especialmente indicado para los niños, ancianos y todas aquellas personas que tengan el estómago delicado.
El queso, por su parte, sumará grasas y algo de calcio. La pasta brick, por su parte, aportará más calorías al plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina