Las nueces son ricas en grasas insaturadas, que nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre
200 gr. de espinacas frescas
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
50 gr. de nueces peladas
100 gr. de queso crema
50 gr. de queso azul
4 láminas de pasta filo
aceite de oliva y un huevo batido.
Calorías 21 kcal / 100gr
Proteína 2.6 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Las espinacas siempre han combinado muy bien con el queso y los frutos secos. Hoy presentamos estos ingredientes como relleno de unos originales crujientes que, además, presentan un aspecto muy atractivo.

Crujiente de queso y espinacas

 Así lo cocinamos

Pica muy finamente la cebolla y el ajo para sofreír el conjunto en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, añade las hojas de espinacas y rehógalas junto con la cebolla y el ajo, sólo durante un par de minutos.
Coloca el sofrito de espinacas en un bol y añádele los quesos y las nueces picadas. Mezcla bien con la ayuda de una pala de madera.
Extiende las láminas de pasta filo sobre la mesa de trabajo y dispón sobre cada una de ellas dos cucharadas generosas del relleno antes elaborado.
Ahora enrolla la pasta con el relleno, cerrando los extremos para que el rollito quede bien sellado.
Ya sólo nos queda pintar el rollito con huevo batido e introducir en el horno, precalentado a 200 ºC, hasta que presente un aspecto bien dorado y crujiente.
Servir caliente.

 Trucos y Consejos

Puedes usar para el relleno otros frutos secos como piñones, pasas o anacardos, que irán igualmente bien con las espinacas y el queso.

 Información Nutricional

La espinaca, uno de los ingredientes principales de esta receta, es un vegetal que se caracteriza por su aporte de minerales como el calcio y el hierro, vitamina A y ácido fólico. Sin embargo, hay que tener en cuenta su contenido en ácido oxálico, que puede cristalizar formando piedras en el riñón.
En el relleno de este crujiente encontramos también queso crema y queso azul, ambos ricos en grasa y proteínas.
En cuanto a las nueces, son ricas en grasas insaturadas, que nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina