Sirve el cuscús decorado con un poco de zanahoria rallada.
2 tazas de sémola de trigo
3 tazas de agua
600 gr. de zanahoria
2 naranjas
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de aceite de oliva y sal.
Calorías 227 kcal / 100gr
Proteína 5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 71 gr / 100gr
Índice glucémico 65

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os proponemos una manera diferente de preparar el cuscús: mezclándolo con zanahoria y un poco de naranja, de forma que tome el color de estos ingredientes.

 Así lo cocinamos

Lavamos las zanahorias y las troceamos. Las hervimos en una cazuela con agua salada. Cuando estén tiernas, las escurrimos y las trituramos junto con la mantequilla.

Hervimos las 3 tazas de agua y la vertemos sobre el cuscús. Tapamos el recipiente donde lo hayamos puesto para que se hidrate y absorba todo el agua.

Exprimimos las naranjas y mezclamos el zumo con el aceite y una pizca de sal. Añadimos esta preparación al cuscús y lo mezclamos todo con el puré de zanahoria.

 Trucos y Consejos

Sirve el cuscús decorado con un poco de zanahoria rallada.

 Información Nutricional

La sémola de trigo, base del cuscús, se caracteriza por poseer un alto contenido en hidratos de carbono complejos. Nos encontramos, por tanto, ante una receta muy energética, ideal para personas que llevan a cabo una intensa actividad física.

La zanahoria aportará una gran cantidad de vitaminas, entre ellas el betacaroteno, pigmento que le da el color naranja característico a esta verdura y que es fundamental para la visión, el buen estado de la piel, los tejidos y para el buen funcionamiento de de nuestro sistema inmunológico. También una buena fuente de vitamina E, vitamina B3, folatos y minerales como el potasio, el calcio, el fósforo y el yodo. Además, este tubérculo contiene sustancias de acción antioxidante, que contribuyen a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina