El guacamole destaca por la presencia de aguacate, una fruta rica en grasas monoinsaturadas, compuestos antioxidantes y minerales
4 rebanadas de pan de molde
16 gambas cocidas
2 aguacates maduros
½ cebolla
1 tomate
zumo de limón
sal
pimienta y aceite de oliva virgen extra.
Calorías 233 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 23.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.4 gr / 100gr
Índice glucémico 10

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Estos rollitos rellenos de guacamole y gambas, además de estar deliciosos, son perfectos para ofrecer como aperitivo o entrante a tus invitados.

 Así lo cocinamos

Preparamos el relleno: Corta los aguacates por la mitad y retírales la piel y el hueso. Ahora córtalos en daditos y colócalos en un bol. El tomate y la cebolla los cortaremos igualmente en daditos y los añadiremos al bol donde tenemos los aguacates. Ya sólo nos queda picar las gambas cocidas para agregarlas a los ingredientes anteriores y aliñar con aceite de oliva, zumo de limón, sal y pimienta negra recién molida. Remueve bien.
Con la ayuda de un cuchillo bien afilado, elimina la corteza de las rebanadas de pan. Ahora extiende el relleno sobre las rebanadas y corta cada una de ellas en dos mitades. Enrolla cada una de estas mitades sobre sí, de forma que obtengamos unos rollitos rellenos de guacamole y gambas.

 Trucos y Consejos

El zumo de limón va a evitar que el aguacate adquiera esos feos tonos oscuros que provoca la oxidación.

 Información Nutricional

El guacamole destaca por la presencia de aguacate, una fruta rica en grasas monoinsaturadas, compuestos antioxidantes y minerales, por lo que se convierte en un alimento indicado para cualquier segmento de la población. Estas grasas monoinsaturadas tienen la propiedad de reducir los niveles de colesterol en sangre, por lo que el consumo de este plato se recomienda especialmente para aquellas personas con mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Pero, aunque saludables, no dejan de ser grasas que van a incrementar el valor calórico del plato.
La gamba, por su parte, es un crustáceo con un alto valor nutritivo, pues aporta una cantidad considerable de proteínas de calidad y su contenido graso es bajo, aunque el de colesterol y de purinas es relativamente alto.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina