El arroz, ingrediente protagonista de esta ensalada, es una excelente fuente de hidratos de carbono complejos, que se manifiestan en forma de almidón
300 gr. de arroz largo
una lata pequeña de guisantes
2 zanahorias
2 huevos
una lata pequeña de maíz dulce
16 gambas peladas
100 gr. de jamón york cortado en daditos
aceite de oliva
salsa de soja
pimienta y sal.
Calorías 366 kcal / 100gr
Proteína 6.6 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 81.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta ensalada es sencillísima y muy rápida de preparar. Además, será un éxito asegurado entre los más pequeños de casa!

Ensalada cinco delicias

 Así lo cocinamos

Cuece el arroz en una olla con agua hirviendo, un chorreón de aceite de oliva y sal. Una vez esté cocido, escúrrelo y refréscalo bajo el grifo, como si de pasta se tratase. Vuelve a escurrirlo y resérvalo en el frigorífico.
Elabora una tortilla francesa con los dos huevos y, una vez hecha, córtala en daditos.
Las zanahorias las pelaremos y cortaremos en bastoncitos finos.
Introduce las gambas en una olla con agua hirviendo y sal y sácalas cuando estén cocidas.
Ahora vierte el arroz en una ensaladera e incorpora el resto de ingredientes. Mezcla bien y aliña la ensalada con aceite de oliva, pimienta negra, unas gotas de soja y otras de vinagre.

 Trucos y Consejos

Esta misma ensalada puedes servirla caliente. Sólo tienes que verter todos los ingredientes en una sartén a fuego fuerte y saltear el conjunto durante cinco minutos. Por cierto, un toque de curry le iría fenomenal!

 Información Nutricional

Nos encontramos ante una receta muy completa desde el punto de vista nutricional.
El arroz, que es el ingrediente protagonista de esta ensalada, es una excelente fuente de hidratos de carbono complejos, que se manifiestan en forma de almidón.
Los guisantes y la zanahoria van a enriquecer el plato con una buena cantidad de vitaminas, minerales, ácido fólico, y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para nuestra salud.
El maíz dulce, por su parte, va a aportar aún más hidratos de carbono.
En cuanto a las gambas, muy nutritivas y con muy poca grasa, enriquecen la receta con una cantidad considerable de proteínas de calidad. Eso sí, no debemos olvidar que éstas, al igual que el resto de mariscos, poseen un contenido relativamente alto en purinas y colesterol.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina