Podemos coronar el plato con algunas nueces para que esté más sabroso y sea más atractivo
Para 4 personas: Canónigos y lechugas, al gusto. ¼ de fresas, vinagre de Módena, aceite, sal y pimienta al gusto. 4 hojas de gelatina, 200 gr. de leche, 400 gr. de nata líquida, 300 gr. de queso roquefort en trozos y una clara de huevo.
Calorías 370 kcal / 100gr
Proteína 21.5 gr / 100gr
Grasa 30.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Una ensalada fresca y original es lo que nos atrevemos hoy a cocinar. Un plato perfecto si tienes invitados sorpresa.

Ensalada con helado de roquefort

 Así lo cocinamos

Los primero que hacemos es poner las hojas de gelatina en una olla con agua fría para que se hidraten.
Mientras, batimos la leche con la batidora. Escurrimos las hojas de gelatina, las añadimos a la leche y volvemos a batir. Vertemos en un recipiente y reservamos. Dejamos enfriar y añadimos en el vaso donde hemos batido la leche y la gelatina, la nata, el queso roquefort y la clara de huevo.
Cuando la crema resultante esté fría, la metemos en el congelador y la dejamos, al menos, dos horas.
En una fuente, colocamos los canónigos y las lechugas que se quieran, decoramos con las fresas enjuagadas y partidas por la mitad o en trocitos. Sacamos el helado de roquefort con un sacabolas y las vamos poniendo sobre la ensalada y, por último aliñamos con el vinagre, el aceite, la sal y la pimienta, al gusto.

 Trucos y Consejos

Podemos coronar el plato con algunas nueces para que esté más sabroso y sea más atractivo.

 Información Nutricional

El queso roquefort destaca por su elevado aporte de grasa, proteínas y algunos minerales como el calcio. La nata, también rica en grasa, incrementa el contenido calórico de este plato. Por su parte, las fresas aportarán vitamina C y sustancias antioxidantes. Es, por lo tanto, un plato muy rico desde el punto de vista nutricional.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías